La posibilidad de la reforma tributaria “cortada”, propuesta por el área económica del gobierno brasileño para expandir la carga sobre los operadores de telecomunicaciones, ha preocupado a ejecutivos de algunas de las principales empresas del sector.

Durante un evento promovido por el Sindicato Nacional de Empresas de Telefonía y de Servicios Móvil Celular y Personal (SindiTelebrasil) y el portal Jota, el tema movilizó a ejecutivos de Claro y Algar Telecom. “La primera información que tenemos sobre la reforma fiscal es que simplifica algunos procesos auxiliares, pero en blanco y negro, es un aumento de la carga fiscal”, señaló el Director General de Algar, Jean Borges.

Según el directivo, las perspectivas son preocupantes dado el volumen de inversiones previstas para 5G. “La línea de corte es muy mala y puede tener impactos perversos adicionales”, argumentó.

El CEO de Claro Brasil, Paulo César Teixeira, también destacó el requisito de gasto de capital generado por 5G. Por ello, pidió al gobierno que ofrezca condiciones para que se den las contribuciones y “no ponga obstáculos mayores a los que ya tenemos”.

Recomendado: Operadores telecom brasileños invirtieron 6.9 mil millones de reales en 1T20: SindiTelebrasil

“Somos un punto fuera de la curva a nivel mundial, es un servicio imprescindible que es muy caro”, argumentó Teixeira, utilizando como ejemplo un plan prepago con valor mensual de 20 reales. Según el ejecutivo, la mitad de esta factura se destina al pago de impuestos.

La carga tributaria brasileña sobre los servicios de telecomunicaciones es una de las más altas del mundo y representa casi la mitad del precio de los servicios, llegando al 46.7 por ciento.

El Presidente Ejecutivo de SindiTelebrasil, Marcos Ferrari, indicó que como sector apoyaban la reforma tributaria PEC 45, que reduce la presión fiscal sobre telecomunicaciones al 25 por ciento.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here