La Comisión Australiana de la Competencia y el Consumidor (ACCC, por sus siglas en inglés) dio a conocer que los proveedores de servicios de agregación mayorista de fibra oscura y NBN (Red Nacional de Banda Ancha) no deberán informar cada tres meses los datos de sus precios y suministros.

En febrero de este año, la Comisión publicó una consulta para establecer reglas de mantenimiento de registro. Se contemplaba que los proveedores le notificaran información sobre el suministro y los precios de manera regular.

Sin embargo, la medida ocasionó preocupación debido a la disponibilidad y el nivel de competencia de los mercados. Por ello, la ACCC consideró que no sería necesaria por el momento, en tanto que se trata de un sector en desarrollo, pero se seguirá monitoreando y en un futuro podría reconsiderarse.

Además, reconoció que dichos servicios generan más opciones para los consumidores, pues contribuyen a que los proveedores de servicios minoristas (RSP) entreguen NBN a clientes minoristas.

“Hemos visto desarrollos recientes significativos en este mercado, incluida la entrada de más proveedores, una mayor variedad de productos y una transferencia más confiable de descuentos de precios NBN y lanzamientos de productos a clientes mayoristas”, expuso la comisionada de la ACCC, Cristina Cifuentes.Asimismo, de acuerdo con el organismo, existe una disponibilidad creciente de las alternativas a los servicios de agregación de fibra oscura y NBN.

Por ejemplo, se ha invertido más en el servicio de capacidad de transmisión doméstica, lo que se ha proyectado en mejoras del acceso a backhaul a precios competitivos.

1 COMMENT

Comments are closed.