La Autoridad Australiana de Comunicaciones y Medios (ACMA) publicó un documento donde hizo un llamado para que las plataformas digitales, como Facebook y Google, colaboren para desarrollar un código de conducta único en toda la industria y así contrarrestar la desinformación y la rápida propagación de información falsa en redes sociales.

“La ACMA alienta a las plataformas a considerar un código único para toda la industria que brinde protecciones y soluciones apropiadas para los usuarios australianos de plataformas digitales. Se espera que este código se centre en el consumidor, sea de fácil acceso para el público y sea adecuado para Australia”, escribió en el documento la ACMA.

Según el Informe de Noticias Digitales de la Universidad de Canberra: Australia 2020, el 48 por ciento de los australianos confían en las noticias en línea o las redes sociales como su principal fuente de noticias. Sin embargo, un 64 por ciento de los australianos están preocupados por la veracidad de lo que ven en Internet.

Recomendado: Facebook rechaza pagar por noticias a medios australianos

El código debe tener un enfoque centrado en el consumidor y cumplir con tres objetivos: reducir el impacto de la información falsa y potencialmente dañina; capacitar a los usuarios para identificar la calidad de las noticias y la información; y fortalecer la transparencia y la rendición de cuentas con respecto a las medidas para combatir la información errónea.

“Las noticias e información falsas y engañosas en línea tienen el potencial de causar graves daños a las personas, las comunidades y la sociedad”, dijo la Presidenta de ACMA, Nerida O’Loughlin, en un comunicado. Con este nuevo código de conducta, las plataformas digitales podrán equilibrar la propagación y el impacto del contenido dañino en Internet, sin olvidar proteger el derecho a la libertad de expresión de los australianos.

“Las plataformas digitales no deberían ser los árbitros de la verdad para la información en línea. Pero sí tienen la responsabilidad de abordar la información errónea difundida en sus plataformas y ayudar a las personas a tomar decisiones acertadas sobre la credibilidad de las noticias y la información”, agregó O’Loughlin.

ACMA está pidiendo que las plataformas digitales sean más transparentes respecto a cómo marcan la información falsa en Internet. También dice que las empresas deben informar a los usuarios australianos sobre su eficacia para manejar el problema, al menos una vez al año.

Como ejemplo del daño que puede causar la desinformación en línea, ACMA destacó en el documento el desastre de los incendios forestales del verano pasado y la actual pandemia de Covid-19 como “dos eventos extraordinarios” que “proporcionaron circunstancias fértiles para la difusión de información falsa y engañosa”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here