Autoridad investigadora del IFT en la mira, con Conatel vs Telmex no fijó mercado relevante y el amparo

0
450

El Heraldo de México – Alberto Aguilar

La discrecionalidad con la que opera el IFT ya motivó una iniciativa en el Congreso que presentó apenas en febrero la diputada de Morena, Rocío Barrera Badillo, esto para modificar el artículo 28 de la Constitución.

Y es que se considera que al final de cuentas la actual mecánica de operación de ese órgano autónomo no cumple cabalmente con el espíritu que motivo la reforma de telecomunicaciones en materia de competencia.

Dicha entidad que comanda Gabriel Contreras tendría que identificar y corregir vicios anticompetitivos que merman a la postre al consumidor al tener que pagar sobreprecios por los servicios que recibe.

De ahí que la legisladora proponga que la elección del responsable de la autoridad investigadora del IFT se lleve también al Senado como sucede con los comisionados.

Ahora mismo esa posición hoy a cargo de Paulina Martínez Young recae en los comisionados, situación que termina por generar un vínculo que sesga el sentido de las investigaciones, al grado de que sin transparencia muchas de éstas simple y llanamente se concluyen, “sin que nadie pueda pedir cuentas”, explica Barrera Badillo.

Hace unos días le platicaba del caso de la compañía de telefonía pública Comercializadora Nacional de Telefonía (CONATEL) cuyo expediente fue desechado por el IFT y en particular por la autoridad investigadora.

Manuel Paniagua, propietario de dicha empresa telefónica, que depende y compite con Telmex de Carlos Slim Helú, enfatiza que Martínez Young en sus criterios rehusó definir un mercado relevante y también el determinar las llamadas que les vende la telefónica protagónica como insumo esencial.

De haberlo hecho, agrega el empresario, no habría tenido forma de no acreditar las prácticas monopólicas.

CONATEL ya solicitó un amparo que se turnó al Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa especializado en competencia económica, luego de que la autoridad investigadora rechazó su expediente “sin realizar un análisis exhaustivo”.

El propio Paniagua hace ver que en su caso no se ha logrado conseguir el soporte del IFT, vaya ni siquiera una audiencia con Contreras Saldívar, pese a que su petición se formuló a través de la Oficialía de Partes, para que éste interviniera con el fin de que el IFT pueda empujar el desarrollo de forma eficiente de las telecomunicaciones.

CONATEL forma parte la industria de la telefónica pública, o sea las casetas, que están gravemente amenazadas por el celular.

En su caso sus ventas cayeron del 2009 al 2017 en un 95%, ya que su situación se agrava por la forma en que Telmex cobra su servicio bajo el esquema de renta fija más el consumo, mecanismo con el que, dice Paniagua, “Telmex ha competido durante año de forma desleal, puesto que vende las llamadas a celular a un precio menor al que lo hace a la telefonía pública”.

CONATEL está en concurso mercantil desde octubre del 2015 y tiene un adeudo impagable de 58 mdp con Telmex que lleva Héctor Slim Seade. Paniagua denuncia un trato “aplastante” de esta última incluso con actitudes intimidatorias a su persona, lo que le obligó a dejar en garantía la casa en la que vive.

El IFT era la esperanza. Sin embargo el órgano autónomo optó por desechar el expediente, el cual podría representar un eslabón para mejorar la situación que vive la telefonía pública. De ahí la iniciativa de Morena puesto que hay otros casos que preocupan.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here