Autoridad pro consumidor estadounidense demanda a Amazon por productos defectuosos

110

La Comisión de Seguridad de Productos de Consumo (CPSC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos presentó una queja administrativa contra Amazon.com, para obligar a la compañía a aceptar la responsabilidad de retirar productos potencialmente peligrosos vendidos en su plataforma de comercio electrónico.

“La votación de hoy para presentar una queja administrativa contra Amazon fue un gran paso adelante para esta pequeña agencia, pero es un gran paso a través de un vasto desierto: debemos lidiar con cómo combatir con estas enormes plataformas de terceros de manera más eficiente y cuál es la mejor manera de proteger a los consumidores estadounidenses que dependen de ellas”, dice el Presidente Interino de la agencia, Robert Adler.

Amazon ha sostenido por varios años que la función de su plataforma de comercio electrónico se limita a ser la de intermediario entre vendedores y compradores, por lo cual, no es responsable por los productos de terceros. La compañía se refiere a este segmento como Amazon Marketplace dentro de su propio sitio.

Relacionado: Amazon debe ser responsable por la venta de productos de terceros: Tribunal de California

La queja presentada por la CPSC señala específicamente a productos como detectores de humo, prendas para niños y secadores de cabello, los cuales afirma que “son defectuosos y representan un riesgo de lesiones graves o muerte para los consumidores”, por lo que “Amazon es legalmente responsable de retirarlos”.

La autoridad apunta a 24 mil detectores de monóxido de carbono defectuosos que fallan en la alarma, numerosas prendas de dormir para niños que violan el estándar de seguridad de telas inflamables que arriesgan lesiones por quemaduras a los niños y casi 400 mil secadores de cabello vendidos sin los dispositivos de protección de inmersión requeridos que protegen a los consumidores por choque y electrocución.

La queja no ofrece detalles sobre si los productos son vendidos y enviados por Amazon o si son vendidos en la plataforma por un tercero.

La Comisión votó 3 a 1 para aprobar la denuncia, que busca obligar a Amazon, como distribuidor de los productos, a dejar de vender estos productos, trabajar con el personal de la CPSC en un retiro del mercado de los productos y notificar directamente a los consumidores que los compraron, así como ofrecerles un reembolso completo.

En mayo pasado, Amazon perdió un juicio frente a una corte de apelaciones de California, la cual confirmó que la compañía sí era responsable por los productos de terceros vendidos en su plataforma. El juicio inició a partir de la demanda de una mujer que habría sufrido quemaduras graves después de que una hoverboard se incendiara.

La corte encontró que había un “vínculo directo en la cadena vertical de distribución bajo la doctrina de responsabilidad estricta de California”.