Avanza en Senado de Colombia la ley de Internet como un servicio público

En primer debate, la Comisión Sexta del Senado aprobó una iniciativa de ley que busca garantizar el acceso universal y de calidad a Internet.

681

La Comisión Sexta del Senado colombiano aprobó en primer debate el proyecto de la Ley de Internet como un servicio público, esencial y universal, por medio del cual se busca expandir la conectividad y garantizar el acceso a Internet en todo el país, incluyendo las zonas rurales.

Durante una sesión este miércoles, la legisladora Ana María Castañeda presentó la iniciativa y destacó que, a pesar de la expansión en la cobertura, la penetración de banda ancha en el país aún está por debajo del promedio de la OCDE.

Resolver la brecha digital en la nación es un gran tema pendiente, que involucra factores como la falta de asequibilidad del servicio de Internet, ausencia de relevancia para las personas, las deficiencias de cobertura y la carencia de habilidades digitales, expuso.

“Un paquete de Internet de alto consumo fijo en Colombia cuesta 2.5 veces más de lo que se paga en promedio en los demás países de la OCDE”, lo cual limita la conectividad, resaltó la senadora.

Por lo tanto, detalló que el proyecto se propone promover el acceso universal y de calidad a Internet, ayudando especialmente a los pequeños proveedores de servicios que atienden comunidades alejadas o rurales.

El documento consta de 12 artículos, entre los cuales se incluye la promoción del acceso y apropiación del servicio entre la población vulnerable; la prohibición de suspender labores esenciales de los proveedores; reglas aplicables a los operadores en estados de emergencia; la necesidad de un marco regulatorio diferencial para los pequeños jugadores que brindan acceso residencial.

También el articulado aborda la negociación de zero rating con la industria respecto a portales que defina el Ministerio TIC; la excepción del pago de contribución al organismo regulador que hacen las empresas con menos de 30 mil usuarios; la exención del pago de contraprestación al Fondo Único TIC de esos mismos participantes; financiamiento para el Internet minorista, y respuesta a solicitudes para construir, instalar y hacer otros movimientos en redes y servicios móviles.

A pesar de los avances que se han logrado en el país en conectividad, los parlamentarios coincidieron en que se necesitan realizar esfuerzos adicionales para asegurar el acceso a Internet. Sobre todo, frente a la crisis sanitaria y socioeconómica que ha provocado la enfermedad de Covid-19.

Las TIC son herramientas indispensables para sortear la contingencia, por eso el gobierno implementó medidas trascendentales en la materia y declaró a Internet como esencial mediante los decretos de emergencia, pero esto debe durar más allá del contexto actual, indicó Castañeda.

Después del visto bueno en primer debate en la Comisión Sexta, la iniciativa pasará a segundo debate para su aprobación. Así como lo está discutiendo Colombia, otros países de la región también están en medio del diálogo sobre si Internet debe elevarse a un servicio público en la legislación, o incluso Chile analiza si debe considerarse un derecho dentro de la Nueva Constitución.