Cuba Comunica,

Cientos de cubanos participaron este sábado en un «tuitazo» para vislumbrar la inconformidad con los precios de Internet en la isla que ofrece la única empresa de telecomunicaciones del país, ETECSA.

El Proyecto Inventario recopiló los datos generados por los usuarios (al menos 1200) que participaron de una guisa u otra en la conversación pública en esta red social con la rótulo de #bajenlospreciosdeinternet, lo cual generó más de 9 mil tweets.

Varios usuarios respondieron en presencia de las acusaciones de «mercenarios» que varios de sus coterráneos esgrimieron como respuesta a la campaña, y los invitaron a contestar desde dónde escribían sus tweets y con qué tipo de internet.

Los funcionarios cubanos y otro peña de personas como intelectuales, artistas, y algunos periodistas, etc. pueden contar comunicación tirado a internet desde su casa a partir de cuotas que establece el Estado.

El Ministro de Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo, dijo en Twitter que «más de la fracción de los cubanos que acceden a Internet lo hacen gratis de (desde) sus centros de estudio y de trabajo.»

Cuba es signataria de la Agenda Conectar 2020 aprobada en 2014 por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), la cual establece que “en los países en expansión, el 50 ciento de las personas físicas debería utilizar internet” o “tener comunicación” a la red en sus hogares.

Además, según lo pactado hace ya cinco abriles, los “servicios de pandilla ancha no deberían costar más del 5 por ciento del ingreso mensual medio” de los ciudadanos de cada país.

A menos de medio año para que llegue el 2020, el precio actual para la población es de 10 centavos en CUC por un megabyte consumido de Internet, por otra parte de otras ofertas como los «paquetes», donde el más caro (30 CUC por 4 Gb) representa el salario mensual completo de un profesional.

Según algunos de sus participantes, la protesta se inició a partir de grupos de chats en Telegram, una red social que permite conectar por transporte hasta 20 000 personas.

En los últimos meses los cubanos se han organizado espontáneamente en redes sociales como WhatsApp para organizar grupos de posición de comida y otros productos, convocar a marchas como la de protección animal o la de derechos LGBTIQ, así como ofrecer ayuda inmediata en presencia de catástrofes naturales, como ocurrió el pasado enero en presencia de el tornado que arrasó parte de La Habana.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here