Banca digital en México debe ser móvil, simple y gratuita: Adalberto Ortíz

0
577
Young woman phoning the bank for credit card support

El Financiero

Hoy el desafío para la banca nacional tiene nombre y apellido: bancarización e inclusión financiera, aseveró Adalberto Ortíz, especialista en temas de la banca digital y cofundador de BanPay.

Resaltó que hoy en día dos realidades se cruzan en nuestro país, y de su intersección resulta una oportunidad extraordinaria para aquellos capaces de advertirla con la óptica adecuada.

En primer lugar, “la realidad que lastima: uno de cada dos mexicanos no está bancarizado y además, hay que considerar que el 87 por ciento de los cuentahabientes utiliza todavía el efectivo para compras mayores a 500 pesos, es decir, el efectivo sigue siendo el rey”, dijo.

Resaltó que al parecer, pocos entienden que una cuenta bancaria es un servicio de primera necesidad pues, sin ésta, una persona vive excluida de un mundo de oportunidades que puede significar salir de una situación de carencia.

En este contexto, Ortiz explicó que la falta de una cuenta bancaria atenta contra la dignidad y la esperanza de prosperar de cualquier persona.

Indicó que la segunda realidad es de naturaleza ambivalente, ya que en México hasta el 70 por ciento cuenta con celular e internet, pero solo el siete por ciento ha realizado pagos usando esa tecnología.

En este escenario señaló que “surge una oportunidad gigantesca para los que cuenten con el conocimiento y la sensibilidad para vislumbrarla, porque no se trata de sacar al mercado una app de aspecto genial que te permita realizar transferencias gratis pero que te obligue tener previamente una cuenta bancaria o tarjeta de débito”.

Tampoco se trata, dijo, de exhibir servicios sofisticados con múltiples productos, ajenos a las necesidades del usuario y además que no cumplan a cabalidad lo que prometen.

En ese sentido, señaló que el reto de la bancarización, cuya resolución radica en un servicio moderno que sea simple, significa ofrecer tres o cuatro cosas, pero perfectamente ejecutadas, que se cumplan al 100 por ciento.

“Significa ofrecer movilidad en el servicio, porque los usuarios potenciales se encuentran en el celular y no detrás de la computadora, mucho menos en las sucursales bancarias”.

Destacó que por más que le cueste entenderlo a la banca tradicional, el servicio bancario moderno ha de ser gratuito porque una las barreras infranqueables para el acceso al sistema bancario es el alto costo de los servicios tradicionales que no reflejan la realidad socioeconómica del país.

“Sólo aquel que cumpla con todos estos puntos estará en posición de aprovechar la coyuntura, oportunidad latente que por sí sola detonará la próxima revolución financiera en México. Así como ya ocurre en todo el mundo”, resaltó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here