Bandas bajas del espectro son esenciales para cobertura en 5G

0
266

Las bandas bajas del espectro, que fueron de las primeras en ser asignadas cuando recién se desplegaron servicios celulares, continuarán siendo relevantes para el despliegue de nuevas tecnologías en 5G, especialmente para dar cobertura en zonas rurales o de poca población, pero también para la oferta de mejores servicios celulares en zonas urbanas y densamente pobladas.

Las bandas de UHF que se ubican entre los 470 MHz y los 890 MHz tienen las ventajas de ofrecer una cobertura más extensa en exteriores y con mejor propagación en interiores, por lo que son aptas para la cobertura de poca densidad poblacional, como zonas rurales o suburbanas, si bien no cuentan con la misma capacidad de datos de las bandas más altas del espectro.

Durante el 7th Latin America Spectrum Management Conference, Roberto Rodríguez Dorrego, director de Estrategia de Espectro en Telefónica, destacó que además de ofrecer una mayor cobertura, estas bandas permiten asegurar la calidad del servicio y una mejor penetración en interiores que las bandas medias o altas.

“Las necesidades de tráfico interiores es algo que no se toma mucho en cuenta, pero se estima que el 70 por ciento de todo el tráfico en redes móviles se genera en interiores, por ejemplo, el consumo de video”, señaló el directivo. En ese sentido, agregó que la importancia de estas bandas no es sólo para zonas rurales, las cuales es importante cubrir, “pero también es importante para seguir dando servicios de 4G en las ciudades, incluso cuando están en sus hogares o sitios cerrados”.

En cuanto a la cobertura en zonas rurales, Rodríguez resaltó la importancia de contar con asignación en bandas bajas para continuar la oferta de servicios. “En las zonas rurales instalar bandas medias o altas no produce la cobertura deseada, por lo que en cuanto las bandas de frecuencia lleguen a su límite de capacidad en zonas rurales no habría más solución que ampliar la red en una forma que sería económicamente inviable”, advirtió.

Alejandro Navarrete, titular de la Unidad de Espectro del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de México, destacó los avances del país para el reordenamiento y liberación de estas bandas del espectro, incluyendo la de 700 MHz que ya ha sido asignada a la Red Compartida, mientras que las bandas de 800 MHz y 600 MHz serán licitadas en el primer y último trimestres del 2021, respectivamente.

Por su parte, Martha Suárez, presidenta de Dynamic Spectrum Alliance (DSA), resaltó los beneficios de la compartición de espectro radioeléctrico en las bandas bajas, especialmente el espectro que, aunque está asignado, no está siendo utilizado en zonas de baja cobertura, o los conocidos white spaces en las bandas destinadas a servicios de radiodifusión.

Explicó que existen diferentes esquemas que se pueden aprovechar para la compartición del espectro, donde un licenciatario puede tener aún la prioridad de la red, pero el espectro puede ser también utilizado en otro tipo de servicios y dispositivos.

Por ejemplo, como lo hace Estados Unidos en la banda de 3.5 GHz conocida como CBRS, en la que los incumbentes son usuarios militares, pero también se expiden licencias para otros usuarios con prioridad como tecnologías móviles, con un tercer nivel de usuarios para aplicaciones generales.

Indicó que estos esquemas pueden ser utilizados para el aprovechamiento de los espacios en blanco (white spaces) entre los canales de televisión, que es espectro sin uso, pero que puede ser asignado para incrementar la oferta de servicios de banda ancha sin interferir con las señales radiodifundidas de las televisoras.

Suárez explicó también que las nuevas tecnologías permiten que el espectro pueda ser asignado de manera dinámica y en tiempo real según los requerimientos del mercado y los operadores.

En tanto, Héctor Marín, director de Asuntos con Gobierno en Qualcomm, destacó la importancia de la compartición de espectro mediante tecnologías Dynamic Spectrum Sharing (DSS), que permitirían aprovechar las licencias actuales en 4G sin interrumpir el servicio, al tiempo que comienzan a ofrecerse servicios 5G.

La compartición de una banda de espectro para 4G y 5G se puede realizar conforme el tráfico en la primera disminuye y se incrementa el tráfico en la nueva generación. “Estamos utilizando bandas bajas para despliegues iniciales en que la combinación con DSS y otras bandas del espectro se puede complementar para la oferta de servicios”, indicó.

Marín también resaltó la importancia de las bandas bajas para la oferta de servicios de Internet de las cosas (IoT) donde se encuentran dispositivos que no demandan grandes anchos de banda, ni los tiempos de respuesta que puede ofrecer 5G.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here