El Cuerpo de Reguladores Europeos de Comunicaciones Electrónicas (BEREC) emitió una nueva declaración recordando que la independencia de los organismos de regulación es de suma importancia para la toma de decisiones imparcial y eficaz, para salvaguardar el mercado interior, promover la competencia sostenible, la inversión eficiente y los intereses de los ciudadanos de la Unión Europea.

La declaración fue debido a las preocupaciones sobre medidas adoptadas por algunos Estados miembros “que podrían obstaculizar la independencia de las autoridades reguladoras nacionales (NRA, por sus siglas en inglés)”, sin dar mayores precisiones a qué países europeos se refiere.

En su nota, el organismo recuerda que la independencia se identifica como una característica histórica para que todos los reguladores den forma a entornos regulatorios estables y predecibles, independientemente de los ciclos políticos a corto plazo, la industria y las presiones de otras partes interesadas.

También invitó a la Comisión Europea a seguir supervisando la evolución y a protegerse de forma proactiva contra cualquier acción que socave la capacidad de las autoridades reguladoras independientes para desempeñar sus funciones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here