Cada vez más organizaciones u organismos coinciden en que en el mercado digital existen actores con un poder dominante y piden a la Comisión Europea (CE) que aborde esta problemática en el paquete de la Ley de Servicios Digitales (DSA, por sus siglas en inglés) que está desarrollando.

A través de la consulta pública sobre el proyecto, el Organismo de Reguladores Europeos de Comunicaciones Electrónicas (BEREC, en inglés) recomendó a la CE adoptar un marco de regulación asimétrica ex ante.

Esta regulación ex ante no sería para todas las compañías digitales ni para Internet en su conjunto, sino que se enfocaría en resolver las preocupaciones específicas respecto a algunas plataformas digitales con un poder sustancial sobre una amplia variedad de bienes, servicios, datos, insumos y otros activos.

De esta manera, la Comisión podría garantizar la competencia y la innovación; proteger los derechos de los usuarios finales; al igual que asegurar que el entorno digital sea abierto y competitivo, dijo BEREC en su respuesta.

Hace unos días, la Asociación Europea de Operadores de Redes de Telecomunicaciones (ETNO) y la GSMA, una organización internacional de operadores móviles, también enviaron a la CE sus sugerencias para incluir en la DSA. Ambas hicieron un llamado para que Bruselas establezca reglas ex ante, a fin de acabar con prácticas abusivas de actores que operan como “porteros” en los mercados digitales.

EBU aboga reglas a favor de la pluralidad de contenidos

La Unión Europea de Radiodifusión (EBU) se unió a la solicitud de definir normas ex ante para las plataformas con un poder económico considerable, que impiden “a los usuarios comerciales negociar en igualdad de condiciones”.

Señaló que con frecuencia “los medios de servicio público (como otros usuarios comerciales) se ven obligados a aceptar términos y condiciones unilaterales o prácticas de agrupación de plataformas”, lo que representa un enfoque de “tómalo o déjalo” que termina por afectar a las audiencias.

Asimismo, la EBU advirtió que no debe permitirse que las principales plataformas en línea decidan si se encuentra y comparte cierto contenido, con lo cual se corre “el riesgo de erosionar aún más la confianza del público” y puede impedir el acceso a noticias e información confiable y plural en el espacio digital.

Para el organismo, también es necesario aumentar la responsabilidad de las plataformas al actuar contra contenido ilegal o dañino. Por eso, pidió que la DSA contemple obligaciones claras y mecanismos para dar seguimiento efectivo a este tipo de contenido.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here