BID y Anatel avanzan en proyecto para mapear zonas sin banda ancha en Brasil

El objetivo del programa C2DB es mapear las regiones sin banda ancha en Brasil, lo que servirá para la elaboración de políticas públicas más precisas.

261

Ler em português

Una reunión entre la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) marcó el avance de la alianza para mapear regiones sin banda ancha en Brasil.

Leonardo Euler de Morais, presidente de la Anatel, y Morgan Doyle, representante del BID en Brasil, se reunieron el pasado 27 de octubre para conocer los resultados del proyecto Crowdsourcing for Digital Connectivity in Brazil (C2DB), anunciado en mayo del presente año. El objetivo de la iniciativa es crear la primera plataforma digital de visualización de la conectividad en el territorio brasileño.

“El producto de este trabajo servirá de insumo para proponer políticas públicas y estrategias regulatorias aún más eficientes, por ejemplo, en los sectores de salud, educación y seguridad pública”, dijo Morais.

Doyle tradujo el proyecto como una “lupa” para permitir inversiones precisas y granulares que apalancan el desempeño del sector privado.

El equipo del BID hizo una demostración preliminar de la herramienta y presentó el resultado de un ejercicio: para cubrir al 98.2 por ciento de la población al 2026, sería necesario invertir 9 mil 500 millones de dólares, de los cuales el 60 por ciento se destinarían en acceso y el 40 por ciento en transporte.

Esto permitiría dar cobertura a 16 millones de personas que no cuentan con ningún tipo de banda ancha, y conectar con fibra óptica 3 mil 771 unidades de salud y 21 mil 230 escuelas públicas, además de elevar el PIB en un 2.4 por ciento.

Programa C2DB

El proyecto identificará las regiones brasileñas no atendidas por banda ancha fija y móvil, con una granularidad de 30 x 30 metros hasta 600 x 1200 metros. Para ello, se utilizarán instrumentos y metodologías de análisis de datos que combinen variables socioeconómicas, datos de crowdsourcing y criterios técnicos para identificar áreas de demanda insatisfecha, agruparlas y, finalmente, estimar el costo de conectarlas.

La apuesta es que la información veraz permitirá diseñar políticas públicas de acceso a Internet y ampliar la infraestructura de conectividad de manera más eficiente. Además, se espera que cree un entorno más favorable para los inversores interesados ​​en satisfacer la demanda insatisfecha.