Biden amplía lista de empresas chinas vetadas para recibir inversión estadounidense

280

El Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó una nueva Orden Ejecutiva para ampliar el número de empresas chinas vetadas para recibir inversiones de compañías estadounidenses. El nuevo veto se enfoca principalmente en empresas dedicadas a la venta de equipo de seguridad y vigilancia.

De acuerdo con un comunicado emitido por la Casa Blanca, la Orden Ejecutiva busca “garantizar que las inversiones estadounidenses no apoyen a las empresas chinas que socavan la seguridad o los valores democráticos de Estados Unidos y nuestros aliados”.

La lista actualizada incluye empresas que, según Washington, contribuyen a la vigilancia de minorías religiosas y étnicas o a la represión –al interior y fuera de China– y “graves abusos contra los derechos humanos”.

Los inversores que ya tienen acciones de las 59 empresas que cotizan en bolsa tienen un año para vender sus títulos. La mayoría de estas empresas de la lista ampliada ya estaban en una lista negra del Departamento de Defensa que limita el acceso a la tecnología e inversión estadounidenses.

Industria y compañías chinas consideraban que existía una posibilidad, aunque lejana, de que Biden suavizara la postura de Estados Unidos alrededor de la guerra comercial iniciada por su predecesor Donald Trump. Incluso compañías como Huawei han enviado mensajes al gobierno estadounidense a través de columnas en distintos medios para entablar conversaciones con la nueva administración.

Después de la publicación de esta reciente Orden Ejecutiva, el gobierno chino ha reaccionado a las nuevas restricciones. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin, instó a Washington a retirar la Orden y “brindar a las compañías chinas un entorno empresarial e inversor justo y no discriminatorio”, según información de la agencia AP.

“China tomará las medidas necesarias para salvaguardar resueltamente los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas”, dijo en una sesión informativa en Beijing.

Entre las compañías chinas destacan los tres operadores de telecomunicaciones del país, China Unicom, China Telecom y China Mobile, además del fabricante de dispositivos Huawei y dos de sus filiales financieras, así como el fabricante de semiconductores SMIC. La orden ejecutiva entra en vigor el 2 de agosto.

SMIC había atraído la atención de la industria en el último año al convertirse en el centro de la estrategia del gobierno chino para crear un ecosistema propio en la fabricación y diseño de chips para dispositivos.

Otras empresas agregadas a la lista incluyen fabricantes de equipos satelitales, circuitos integrados, componentes ópticos y equipos y software de comunicaciones satelitales.