Biden, Chile 5G y espectro

0
98

La República Jorge Fernando Negrete

¿Qué tienen en común el presidente Biden, Chile 5G y el espectro radioeléctrico? Lo explico.

El presidente Biden presentó American Jobs Plan, un proyecto que creará millones de empleos y reconstruirá la infraestructura de Estados Unidos, de forma prioritaria, internet de banda ancha.

Biden dice: “más de 30 millones de estadounidenses viven en áreas donde no existe una infraestructura de banda ancha que proporcione velocidades mínimamente aceptables”. El análisis es demoledor. “Estados Unidos tiene algunos de los precios de banda ancha más altos entre los países de la Ocde, millones de estadounidenses no pueden usar internet de banda ancha incluso si la infraestructura existe donde viven”.

El presidente Biden va a invertir 100 mil millones de dólares para cerrar la brecha digital y que todos los norteamericanos tengan banda ancha asequible. Trump y Ajit Pai invirtieron 20 mil millones para conectar a 6 millones el gobierno pasado y no fue suficiente.

Los objetivos de Biden son: crear una infraestructura de banda ancha de alta velocidad para alcanzar una cobertura del 100%; promover la transparencia de precios y reducir el costo del servicio de internet de banda ancha. El ingreso promedio por usuario (Arpu) en Estados Unidos es uno de los más altos del mundo. Eso permite financiar las escalofriantes cifras que se pagaron por el espectro 5G: 81 mil millones de dólares.

Sin embargo, sí hay afectación. Todos los operadores de telecomunicaciones pagaron más de lo racional. New Street Research calcula que la deuda total de la industria de las telecomunicaciones será entre US$45.000 millones y US$60.000 millones, más alta de lo que se había pronosticado y varias calificadoras sancionaron o señalaron esta decisión, particularmente de Verizon y AT&T.

El análisis de Biden es correcto, el precio de los servicios es caro y un factor vital es el precio del espectro. Se confirma la visión de Eric Schmidt, ex CEO de Google, cuando habló de esa licitación: “los resultados son predecibles: los norteamericanos enfrentarán precios más altos y servicios digitales más débiles”.

El presidente Sebastián Piñera inauguró, con una solvencia discursiva notable, el Foro Chile 5G. Chile es uno de los mercados digitales más desarrollados de América Latina y algunos de sus indicadores compiten en el mundo. Sin duda, el país sostiene el mayor número de indicadores digitales al alza y sobre el promedio en América Latina. La consistencia de los mismos en el tiempo hacen palidecer a la mayoría de sus pares. Cuenta con la más alta penetración de 4G de la región. También es el primer mercado en haber licitado bandas para 5G. Hoy, es el país que más ha liberado espectro radioeléctrico, sobre Brasil, Colombia y México.

Se debe destacar el relevante crecimiento del segmento de fibra óptica, que crece 37.6% año con año y permite la habilitación de nuevos servicios digitales. Chile fue el primer país en asignar espectro con obligaciones de cobertura y ha sostenido un sistema de competencia donde hay innovación constante. Buena parte del financiamiento del sector se debe a su ingreso promedio por usuario que es de 9 dólares, uno de los más altos de la región.

Ingreso alto y precios bajos de espectro (licitaciones AWS y 2.5) es igual a expansión de infraestructura. La red 4G con una cobertura de 90% es una rara avis en América latina e hija de esta fórmula chilena. Sin embargo, la licitación de bandas 5G sorprendentemente fue alta y con espíritu recaudatorio. No es positivo el ejemplo de México, con las tarifas más altas de América Latina, Estados Unidos y ahora Chile en su última licitación. El ejemplo es China, entregó el espectro 5G sin costo a sus tres operadores con obligaciones de cobertura y la misma Chile para 4G.

La lección es demoledora por sencilla: la mejor política pública para estimular cobertura es bajar el precio del espectro.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here