Bitcoin, ¿no que muy alternativo al mercado?

60


Excélsior Paul Lara

Siempre que escucho hablar a los defensores del bitcoin sobre por qué es valioso, gran parte de su respuesta es que es una criptomoneda que es alternativa a los mercados tradicionales, a las políticas del establishment y que no se rige por las decisiones monetarias de los bancos centrales. Sin embargo, parece que eso no es del todo cierto

Esta moneda virtual, la más utilizada hoy entre los que gustan de los activos digitales, ha tenido un fuerte desplome de 40 por ciento respecto a su máximo histórico que fue de poco más de 69 mil dólares en noviembre de 2021.

El ethereum, la segunda criptomoneda más grande en uso, también ha caído hasta 9.0%, hasta su nivel más bajo desde el 30 de septiembre pasado.

Según lo que pude leer este pasado fin de semana, el bitcoin llegó el pasado viernes a tener un valor de 41 mil 008 dólares, lo que supone el desplome mencionado.

Lo interesante de este desplome, que normalmente los habíamos visto por temas de especulación o declaraciones de personalidades del mundo tecnológico que compran grandes cantidades de activos digitales, se produce después de que se dan a conocer las actas de la reunión de diciembre de la Reserva Federal (Fed), publicadas el pasado miércoles, señalaran la posibilidad de subidas de en la tasa de referencia de Estados Unidos más tempranas y rápidas de lo esperado, así como una posible reducción del balance.

Algunos especialistas comentan que la intención de la Reserva Federal de reducir el balance en el primer trimestre de 2022 es la causa principal de la venta masiva de bitcoin y otras monedas digitales como el ethereum.

A pesar de que el bitcoin ganó 60 por ciento en valor durante 2021, este activo digital se ha visto afectado por la volatilidad de los mercados, algo que juraban que no pasaría, sino hasta que posiblemente fuera regulado de alguna manera por parte de las autoridades de cada nación, como serían los bancos centrales.

Las ganancias que tuvo la moneda virtual el año pasado superaron a otras clases de activos en medio de una narrativa que incluía la adopción institucional, protección de la inflación y la diversificación de la inversión. Sin embargo, en las últimas semanas se ha visto afectado por un periodo de volatilidad en los mercados financieros. ¿No que eso no sucedería con esta moneda alternativa a los vaivenes de los mercados tradicionales?

Como lo hemos visto a lo largo de los últimos cinco meses, el fuerte aumento de la inflación está llevando a los bancos centrales a endurecer la política monetaria, lo que amenaza con reducir el viento de impulsó la liquidez que levantó una amplia gama de activos.

A medida que el mercado de criptomonedas madura, los analistas aseguran que podemos ver que los principales criptoactivos, como bitcoin y ethereum, se mueven cada vez más en tándem con los mercados tradicionales, incluidos los bonos del Tesoro.

Otro ejemplo de cómo estos activos digitales se han ido moviendo con sucesos del “mundo tradicional” que juraban que no los afectarían, es lo que comentaba Todd Morakis, cofundador del proveedor de Productos y Servicios de Finanzas Digitales de JST Capital, quien reconoció que también ha influido en el descenso del valor del bitcoin el malestar en Kazajistán, donde un gran número de operaciones de minería de criptomonedas se han ido después de que China tomara medidas enérgicas contra esta práctica, y que ya se han visto afectadas por los recientes problemas de suministro de energía del país.

Una ruptura del precio de bitcoin por debajo de los 41 mil dólares por el movimiento de los mercados tradicionales podría poner tensa la relación entre los usuarios y los manejadores de estas divisas, con la mitad o la parte baja de los 30 mil dólares como posible destino.

El bitcoin soportó un periodo de dos meses de consolidación en el rango de los 30 mil a 40 mil dólares de mayo a julio del año pasado, y una repetición de la historia no se puede descartar, ya que el endurecimiento de la Fed sigue siendo la narrativa popular. Sin embargo, lo importante a destacar en esta época, y lo reitero, es que los activos digitales que juraban que no se regirían por el movimiento de los mercados tradicionales ni se verían afectados por las políticas de los bancos centrales, hoy lo están resintiendo.