Bolivia | Covid-19 sigue afectando los ingresos de Viva en el trimestre

201

NuevaTel, operadora de Viva en Bolivia, reportó una caída de 9.6 por ciento de sus ingresos, mientras que las pérdidas operativas prácticamente se duplicaron al tercer trimestre de 2021, debido a los efectos negativos persistentes en el país.

El informe financiero de Trilogy International Partners, matriz de NuevaTel, indica que los ingresos obtenidos en Bolivia sumaron poco más de 30 millones de dólares al tercer trimestre de 2021, lo que representa una caída de 9.6 por ciento respecto al mismo periodo de 2020.

“En Bolivia, las consecuencias de la Covid-19 y las restricciones sociales relacionadas han sido más pronunciadas (…). En el transcurso de 2020 y continuando hasta la primera mitad de 2021, NuevaTel experimentó una reducción en métricas financieras clave, incluidos ingresos, EBITDA ajustado por segmento y suscriptores como resultado de restricciones sociales y de movimiento que afectaron significativamente el comportamiento del cliente”, explica la compañía en su reporte.

Por segmento, el informe de Trilogy revela que los ingresos obtenidos mediante la venta de servicios en pospago reportó una caída de 23.9 por ciento año con año al tercer trimestre de 2021, hasta un total de 13.4 millones de dólares. Esta caída compensó el crecimiento de 1.9 por ciento en los ingresos obtenidos por prepago que sumó 13.9 millones de dólares al tercer trimestre.

NuevaTel reportó un EBITDA negativo de 784 mil dólares durante el trimestre finalizado el pasado septiembre de 2021, significativamente superior a los 320 mil dólares reportados en el tercer trimestre de 2020.

“El entorno operativo boliviano continúa siendo afectado negativamente por la Covid-19. Si bien la movilidad de suscriptores en el país ha aumentado, lo que ha resultado en una modesta mejora secuencial en algunas de nuestras métricas operativas, no hemos visto el repunte que esperábamos. Determinamos que registrar un cargo por deterioro de nuestros activos de larga duración en Bolivia era apropiado en este momento”, señala Brad Horwitz, presidente y CEO de Trilogy.

Derivado del negativo rendimiento de la operación boliviana, Trilogy anunció también el registro de un cargo por deterioro de 113.8 millones de dólares relacionado con los activos de larga duración de la subsidiaria boliviana como resultado de tendencias financieras negativas.

Trilogy International reportó ingresos consolidados por 326.9 millones de dólares al tercer trimestre de 2021, luego de un alza de 13.5 por ciento respecto al mismo periodo de un año anterior, impulsado principalmente por sus operaciones en Nueva Zelanda.