Bolivia | La mayor demanda de internet pone en apuros a proveedores por la elevada mora

0
70

El Deber Max Baldiviezo

El 2020 fue un año en el que el servicio de internet pasó de ser un elemento de consumo a una necesidad, debido a la pandemia. La demanda, según datos de las operadoras Viva y Tigo, se incrementó entre un 40% y 70%.

Esa situación podría considerarse favorable, ya que todas las empresas siempre apuntan a tener más usuarios y consumidores. No obstante, el incremento en la demanda del servicio de internet ha venido acompañado de mayores costos de mantenimiento de las redes y de un índice de incobrabilidad de hasta el 80%, provocando una contracción en los ingresos de las operadoras. A junio de 2020, los ingresos del servicio de telefonía móvil alcanzaron un valor de Bs 1.008 millones, que representa un 73% de los ingresos móviles registrados a mitad de 2019 y solo un 36% del total de los registrados en la mismas gestión, según el informe Estado de Situación de las Telecomunicaciones en Bolivia.

“Nos adaptamos al cambio de hábito en el consumo de los usuarios, lo que se tradujo en un menor uso de telefonía móvil y, por lo tanto, una reducción de ingresos en los segmentos de pre y pospago”, dijo María Laura Mendoza, gerenta de Marca y Comunicación Institucional de Tigo. Si bien en Tigo los ingresos disminuyeron en 2020, con respecto al año anterior, Mendoza señala que es importante tener en cuenta que la pandemia llegó a acentuar una situación previa y es que, desde 2018, los ingresos de las empresas de telecomunicaciones cayeron un 18%, a raíz de una reducción de tarifas.

Por su parte, Pilar Soria, vicepresidenta de Mercadeo de Viva, indicó que el sector de telecomunicaciones, al igual que otros, también ha sido afectado por la pandemia.

Reingeniería de paquetes

Para poder abastecer la demanda, las operadoras tuvieron que diseñar planes para los diferentes segmentos del mercado.

En el caso de Viva, implementó planes y bolsas ilimitadas para su servicio de internet móvil. A decir de Soria, estas propuestas fueron tan bien recibidas por los usuarios, que se siguen ofertando hasta la actualidad. Considerando el contexto, la firma se enfocó en desarrollar paquetes que cubran las necesidades de sus usuarios, como la educación en línea, reuniones de teletrabajo en plataformas como Zoom, Webex, Skype y el entretenimiento en plataformas como YouTube y WhatsApp, entre otros.

En tanto, Tigo se enfocó en cuatro aristas: teletrabajo, teleeducación, entretenimiento e información. Según Mendoza, la compañía dispuso paquetigos especiales para teletrabajo y educación virtual, y promociones para acceder de forma ilimitada a las app móviles de teleconferencia más usadas como Zoom, Webex, Microsoft Teams y Google Meet. “La teleeducación y el teletrabajo son los dos principales factores que han contribuido a que se mantenga una alta demanda de conectividad y estimamos que esta situación tiene tendencia a crecer”, dijo Mendoza.

Por su parte, Cotas aplicó en 2020 un riguroso plan de optimización financiera, mediante la reducción de los costos operativos y la renegociación de los pagos con proveedores internacionales de servicios esenciales, logrando un ahorro de más de Bs 90 millones.

Cabe recordar que la cooperativa fue víctima de un fraude antes de la pandemia, que, sumado a la contracción del mercado debido al confinamiento de 2020, impidió durante varios meses la llegada y disponibilidad de equipos y suministros para el mantenimiento técnico y operativo, generándole una cadena de eventos adversos que agudizaron su iliquidez.

Planes para este año

Para mejorar sus servicios ante la nueva realidad que impone contar con internet en el hogar, las operadoras están ejecutando inversiones para ampliar sus redes.

En enero, Viva empezó con la primera fase de ampliación de su red en distintas zonas periurbanas en la ciudad de Santa Cruz, mejorando su señal en lugares como Montero, Warnes, Cotoca, Ciudad Satélite, entre otros. La expansión continuará en otras plazas mejorando la cobertura, actualmente existen 365 sitios de LTE, y hasta agosto se piensa sumar 64 más.

Por su parte, Tigo sumará 200 nuevos lugares a su cobertura móvil. La empresa recientemente instaló nuevas radiobases para el servicio móvil en Yacuiba, La Asunta, Villa Alcalá, San Miguel de los Junos, Huacareta, Portachuelo y San Jacinto conectando a nuevos usuarios de Tarija, Santa Cruz, La Paz y Sucre, respectivamente. También amplió su presencia en áreas claves del área rural.

Empresa estatal

Entel registró una caída de sus utilidades de Bs 921 millones a 511 millones en 2020 debido a la pandemia; es decir, un 45% menos, según el informe de rendición de cuentas 2021.

Roque Roy Méndez, gerente general de Entel, atribuyó el resultado negativo a la inacción de la anterior administración. Sin embargo, destacó el avance en la modernización y actualización de la red de telefonía móvil, alcanzando a actualizar radiobases en áreas rurales que antes funcionaban con tecnología 2G y que solo permitían comunicación de voz.

Mejora notable

A decir de Jorge Nava, exsuperintendente de Telecomunicaciones, existe una mejora notable en las redes de transporte nacional, que han pasado de tener miles de kilómetros de fibra óptica a decenas de miles de kilómetros. “Las redes de acceso, tanto en el caso fijo y móvil, se están adecuando”, dijo.

Nava explicó que los tráficos de internet entre proveedores del país, que no impliquen servicios foráneos, están siendo intercambiados en el PIT (Punto de Intercambio de Tráfico), lo cual implicará menor uso de recursos de red internacional y por supuesto disminución de costos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here