Brasil | Accesos pospago superaron los prepago durante la pandemia

El informe de la Anatel analiza los impactos de la pandemia de Covid-19 en el sector de telecomunicaciones en Brasil.

143

Ler em português

La pandemia de Covid-19 presionó a algunos servicios de telecomunicaciones por actividades que eran presenciales y comenzaron a realizarse de forma remota, al tiempo que la telefonía fija y la televisión de paga continuaron en declive. La información proviene del más reciente informe de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel).

Un dato interesante es que, desde septiembre de 2020, los accesos pospago tienen una mayor cuota de mercado que los accesos prepago. En marzo de 2021, el número de accesos con pospago era de 125 millones y, para prepago, de 115 millones.

El país ya mostraba señales de que esta reversión estaba por ocurrir: Claro cerró el año 2019 con más clientes de pospago, con 27.4 millones frente a 26.9 millones del modelo de prepago. En el mismo año, casi el 50 por ciento de los clientes de líneas móviles en todo Brasil tenía servicio de pospago.

La telefonía móvil registró una gran recuperación, especialmente a partir de mayo de 2020. Las cifras mostraron una retracción anual desde 2017, pero, con la pandemia, hubo un crecimiento del 6.8 por ciento en los 12 meses posteriores a marzo de 2020. Incluso con este aumento, el número de quejas disminuyó, principalmente las relacionadas con la calidad.

Los servicios de telefonía fija y TV de paga continúan “en una leve trayectoria descendente”, según el informe de la Anatel. También disminuyeron las quejas de ambos sectores.

La banda ancha fija llegó en marzo de 2021 con aproximadamente 37 millones de accesos, un aumento del 12 por ciento entre marzo de 2020 y febrero de 2021. También aumentaron las quejas, especialmente relacionadas con la calidad del servicio.

Otro factor causado por la pandemia fue el reemplazo de contratos de menor velocidad por mayor velocidad. Según la Agencia, el rango de velocidad de banda ancha por encima de 34 Mbps tuvo la tasa de crecimiento más alta.

Análisis de especialistas

El documento también proporciona un resumen de las entrevistas con los expertos de la Anatel en regulación de telecomunicaciones. Destacan las actividades de teletrabajo y educación a distancia como responsables de adaptarse a la rutina de las familias, trabajos y estudios.

En cuanto a la regulación de las telecomunicaciones, entienden que se necesitaba una acción más rápida y un acuerdo entre los agentes para mantener niveles adecuados de conectividad ante la presión repentina sobre el sector.

Respecto a las lecciones que dejó la pandemia, la más evidente fue la importancia y transversalidad de las redes de telecomunicaciones en la vida de las personas. Esto reforzó su comprensión de la necesidad de “establecer un plan transversal de desarrollo económico en el que las tecnologías digitales tengan un lugar prioritario”.

Los expertos también destacaron que, para que la infraestructura de telecomunicaciones funcione plenamente, debe estar acompañada de políticas públicas que promuevan su crecimiento, las cuales sean intersectoriales y orquestadas, basadas en evidencias y datos.