Tras concluir la adquisición de Nextel Brasil por parte de Claro, marca bajo la que opera América Móvil en el país sudamericano, la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) aprobó el intercambio de redes (RAN sharing) entre ambas empresas para facilitar la eliminación de la superposición de las concesiones de servicio móvil y para adaptarse a los límites de la cantidad permitida de espectro.

El intercambio tendrá vigencia durante 18 meses, el plazo otorgado por el regulador para ajustar estos problemas en el proceso de aprobación de la adquisición, la cual se completó en diciembre de 2019.

Para el compartimiento, fueron consideradas todas las bandas cuyo derecho de uso fue otorgado a Nextel: 2100 MHz y 1800 MHz; y todo el espectro cuyo derecho de uso fue otorgado a Claro: 450 MHz, 700 MHz, 850 MHz, 900 MHz, 1800 MHz, 2100 MHz y 2600 MHz.

La disposición técnica propuesta para implementar el RAN sharing es la Gateway Core Network (GWCN), que proporciona el intercambio de elementos de acceso en la red de radio, incluida la frecuencia de radio, además del intercambio de elementos del núcleo de la red de los proveedores, en este caso, Mobile Switching Center (MSC) y Serving GPRS Support Node (SGSN).

Recomendado: Tras concluir venta de Nextel Brasil, NII Holdings anuncia su disolución

El MSC, o Centro de Conmutación Móvil, es uno de los componentes principales del subsistema de red, a cargo de la conmutación y enrutamiento de llamadas, además de controlar la transferencia y actualizar la ubicación. El SGSN es responsable, entre otras funciones, de localizar dispositivos móviles y enrutarles paquetes de tráfico.

Para el área técnica, aunque el modelo de compartición propuesta involucra un mayor número de elementos de red a compartir, esto no significa que haya un compromiso de independencia entre las partes respecto a los aspectos comerciales y estratégicos relevantes. Cabe señalar que las interconexiones, los intercambios de tráfico de datos, el emparejamiento y los servicios son específicos de cada parte, lo que permite la independencia de la operación.

Como condición, el Consejo Directivo de la Antel aprobó que, para cada empresa, es deber solicitar autorización para el uso de sub-bandas de radiofrecuencia de forma secundaria, asociada con la autorización para proporcionar servicios móviles, en las áreas necesarias para la composición del acuerdo de intercambio propuesto.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here