Brasil – Anatel destaca 5G, IoT y compromisos de cobertura en Relatorio de Gestión de 2019

Para proporcionar las mejores condiciones para la tecnología 5G, en 2019 la Anatel aprobó regulaciones relacionadas con el uso de bandas de radiofrecuencia que se están identificando internacionalmente para esta tecnología.

512

La Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel), regulador en Brasil sujeto a un régimen autónomo especial, presentó a través del Informe Anual de Gestión 2019 los resultados de su trabajo para la agenda regulatoria del bienio 2019-2020.

El Consejo Directivo de la Anatel es el órgano máximo de la Agencia, y las decisiones siempre se toman por mayoría absoluta. Está conformado por Leonardo Euler de Morais, presidente de la Anatel; Emmanoel Campelo de Souza Pereira, vicepresidente y consejero; así como los consejeros Anibal Díniz, Vicente Bandeira de Aquino Neto y Moisés Queiroz Moreira.

Compromisos de cobertura

En 2019, la Anatel llevó a cabo un gran proyecto de predicciones para la cobertura de las obligaciones rurales, que ofertó por frecuencias 4G, especialmente en relación con el escenario actual de cumplir con los compromisos asumidos por los proveedores.

Se realizó el análisis de cumplimiento de 4 mil 110 compromisos de cobertura. De éstos, 3 mil 641 fueron considerados atendidos, 169 fallidos y 300 verificaciones adicionales serán necesarias para análisis complementarios. Para los 169 compromisos de cobertura considerados incumplidos, la Anatel investigará dicho incumplimiento en un proceso de sanción específico.

5G

Para proporcionar las mejores condiciones para la tecnología 5G, en 2019 se aprobaron las regulaciones relacionadas con el uso de bandas de radiofrecuencia que se están identificando internacionalmente para esta tecnología.

En línea con la política actual de gestión del espectro radioeléctrico, se eligió el multidestino de las bandas. Específicamente, respecto a la banda de 3.5 GHz, la Anatel mantuvo la asignación de la banda de radiofrecuencia de 3300 MHz a 3600 MHz al servicio móvil.

Relacionado: Operadores y fabricantes proponen cambios para subasta 5G en Brasil

Además de mantener la asignación del rango de frecuencia de radio de 3.3 GHz a 3.6 GHz para la prestación de servicios de interés colectivo (telefonía móvil, telefonía fija y banda ancha fija), el regulador optó por agregar, en toda la banda, destino primario y sin exclusividad al Servicio Privado Limitado (SLP), que permitirá a la parte interesada usarlo bajo condiciones específicas, como aplicaciones de automatización industrial, agronegocios y actividades de minería y comunicación en plataformas petroleras en alta mar, entre otros.

Además, la Anatel está llevando a cabo estudios para incluir otros 100 MHz en la banda de 3.5 GHz como objeto del Aviso Público, que es la banda de 3.6 GHz a 3.7 GHz, considerada la banda principal del espectro de radiofrecuencia para iniciar operaciones 5G.

IoT

La Agencia verificó la necesidad de, en su esfera de competencia, reevaluar las regulaciones aplicables a Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), con el objetivo de reducir las barreras regulatorias para la expansión de estas aplicaciones y las comunicaciones de máquina a máquina, como las normas de calidad, licencia y servicio.

Además, la Anatel identificó que sería necesario analizar si la regulación actual de los servicios de interés colectivo, originalmente concebida en un contexto de comunicación entre personas, aún tendría sentido para un ecosistema de IoT.

Recomendado: Las razones de Claro para repensar la subasta 5G en Brasil

Otros aspectos también se analizaron en detalle en el proyecto, tales como el uso del espectro de radiofrecuencia para IoT y sus implicaciones; la eventual necesidad de un recurso de numeración y sus condiciones; requisitos para la evaluación de la conformidad; y la necesidad de un régimen fiscal diferenciado.

Nuevo modelo de gestión de calidad

En diciembre de 2019, la Anatel aprobó el Reglamento de Calidad de los Servicios de Telecomunicaciones (RQUAL), el cual estableció un nuevo modelo para la gestión de la calidad de los servicios de telefonía fija, telefonía móvil, banda ancha fija y televisión de paga; que es obligatorio para empresas grandes, y opcionales para aquellas clasificadas como Pequeños Proveedores de Servicios (PPP, por sus siglas en portugués).

Anualmente, se otorgarán etiquetas de calidad en las categorías “A”, “B”, “C”, “D” y “E” a nivel municipal, estatal y nacional, con el objetivo de ofrecer una mayor transparencia y precisión al consumidor al elegir su proveedor.