Brasil | Anatel determina requisitos para evitar interferencias en banda de 3.5 GHz

Para la mitigación de interferencias debe haber una separación geográfica entre transmisores y receptores; aplicación de banda de protección y uso de filtros.

247

Ler em português

La Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil aprobó los parámetros y requisitos técnicos entre estaciones terrestres que operan en la banda de 3,300 a 3,700 MHz y estaciones terrestres del servicio fijo por satélite en la banda de 3,700 a 4,200 MHz, con el fin de evitar interferencias en los servicios.

Uno de los requisitos, por ejemplo, determina que para el funcionamiento de las estaciones terrestres, el ancho de banda ocupado en los bloques de radiofrecuencia debe ser lo más pequeño posible, “para reducir la posibilidad de interferencia en las bandas adyacentes”.

Para la mitigación de problemas, debe existir una separación geográfica entre los transmisores y receptores de los sistemas involucrados; aplicación de banda de protección; uso de filtros en el sistema de recepción; entre otras medidas.

La Anatel también permitió que Gaispi (Grupo de Monitoreo de la Implementación de Soluciones para Problemas de Interferencia en la banda de 3,625 a 3,700 MHz) adoptara soluciones diferentes a las previstas por la Agencia. Además, el grupo puede ceder a la EAF (Entidad Administradora de Banda) las responsabilidades establecidas en el acto.

Las medidas son necesarias porque la activación de la red 5G en la banda de 3.5 GHz provoca interferencias en la transmisión de satélites, que, hasta el momento, utilizan la banda C extendida (3,625 MHz – 3,700 MHz) y la banda C estándar (3,700 MHz). MHz – 4,200 MHz).