La Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil presentó una primera versión del consejo directivo para la subasta 5G programada para 2020.

La sugerencia presentada por el consejero Vicente Aquino establece un formato sin precedentes en el proceso de licencitación, con una reserva exclusiva para Pequeños Proveedores de Servicios (PPP, por sus siglas en portugués) y nuevos participantes. Además, sugiere un cambio profundo en el modelo de subasta, con la adopción del sistema denominado Subasta de reloj combinatorio.

Bloques para subasta

La propuesta también cambia la división de lotes regionales a 14, reduce considerablemente el plazo de las concesiones, de 20 + 20 años a 15 + 5 años, aunque no está claro cómo funcionará esto con la nueva ley de telecomunicaciones, que permite renovaciones sucesivas de espectro.

Esencialmente, el aviso prevé la subasta en las bandas de 700 MHz, 2.3 GHz, 3.5 GHz y 26 GHz. En general, la propuesta reduce los tamaños de bloque. En este nuevo diseño se prevé un bloque de 10 + 10 MHz a 700 MHz; 9 bloques de 10 MHz a 2.3 GHz; 25 bloques de 10 MHz a 3.5 GHz, más 50 MHz para PPP; y ocho bloques de 200 MHz en la banda de 26 GHz.

Recomendado: MCTIC prevé subasta 5G en Brasil para el segundo semestre de 2020

3 etapas de licitación

La propuesta del relator Vicente Aquino prevé una licitación de tres etapas. En la primera, una subasta en el modelo tradicional de la agencia para los 20 MHz a 700 MHz, regionalizada en las 14 áreas de división ahora planificadas del país.

La segunda etapa prevé ofrecer los 50 MHz exclusivamente para pequeños proveedores o nuevos participantes. La idea aquí es que el pago del espectro sea de un 10 por ciento en efectivo y del 90 por ciento en compromisos de cobertura, siendo parte obligatorios y parte compromisos adicionales.

Finalmente, la tercera etapa será la subasta combinatoria en múltiples rondas (CCA) para todos los demás bloques. Es decir, las otras bandas planificadas, de 90 MHz a 2.3 GHz, 250 MHz a 3.5 GHz y 1600 MHz a 26 GHz, que también incluyen 700 MHz y 3.5 GHz que pueden eventualmente sobrar de rondas anteriores.

Sin embargo, toda esta dinámica todavía puede cambiar. El consultor Emmanoel Campelo solicitó una opinión que, entre otras consideraciones, indicaba temor de reemplazar el modelo tradicional de subasta. “Ni siquiera estoy seguro de si la agencia podría hacer este cambio de paradigma para esta próxima subasta”, señaló.

7 COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here