Brasil | Bolsonaro envía proyecto de ley con reglas para redes sociales

De acuerdo con la Secom, el texto busca garantizar el derecho a la libertad de expresión y determina las razones por las cuales las plataformas pueden eliminar el contenido de los usuarios.

155

Ler em português

Tras la derrota con la Medida Provisional 1,068/2021, que pretendía regular la moderación de contenidos en las redes sociales, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, envió esta semana un Proyecto de Ley (PL) al Congreso con un texto similar.

De acuerdo con la Secretaría Especial de Comunicación Social (Secom), el PL modifica el Marco Civil de Internet y la ley de derechos de autor con el fin de “aclarar los derechos y garantías de los usuarios de las redes sociales y establecer reglas relacionadas con la moderación de contenido por parte de los respectivos proveedores de redes sociales”.

El texto incluye disposiciones que garantizan el derecho a la información clara sobre los procedimientos, medidas e instrumentos utilizados por las plataformas, así como el derecho a la defensa y apelación plenas para quienes tuvieran contenido o perfil limitado.

“Los proveedores de las plataformas tendrán que presentar una causa justa para excluir y remover contenido y usuarios”, dijo la Secom en Twitter. “El contenido criminal sigue siendo criminal y ya existe amparo legal para combatirlo. El PL viene precisamente para evitar que el contenido y los perfiles de buena reputación reciban, injustamente, el mismo trato que los delincuentes”.

MP 1,068/2021

El presidente del Senado, Rodrigo Pacheco (DEM-MG), reconoció que, esta vez, el gobierno hizo la propuesta de la manera correcta –para ser debatida en el Congreso Nacional. Cuando Pacheco devolvió la Medida Provisional 1,068/2021, manifestó que la disposición se refería a materias prohibidas de regulación mediante una medida cautelar.

La Constitución también impide el tratamiento de disposiciones que pudieran afectar el proceso electoral por medida provisional. En este caso, la Medida Provisional prohibió a los proveedores de redes sociales adoptar criterios de moderación o limitar el alcance de la difusión de contenidos que “impliquen censura política, ideológica, científica, artística o religiosa”.

En el Supremo Tribunal Federal, la decisión de la jueza Rosa Weber fue en la misma línea: pidió la suspensión de la Medida, pues la Constitución prohíbe la publicación de materias sobre derechos y garantías fundamentales a través de una medida provisional.

Además de la inconstitucionalidad, otro problema con la Medida Provisional fue que definió como causa justa los casos de cuentas que simulan la identidad de terceros para engañar al público; divulgación de desnudez; y apoyo a los delitos contra la vida, pedofilia, terrorismo, trata de personas u otros delitos penales, entre otros; pero dejó fuera la difusión de desinformación, control de spam y venta de armas, por ejemplo.

Vale recordar que Facebook y otras redes han dado de baja cuentas que difundían información falsa y estaban vinculadas al presidente y su familia. El mismo mandatario brasileño ha tenido publicaciones marcadas como falsas y se le ha eliminado contenido.