Brasil | Bolsonaro promulga ley que reduce impuestos a Internet satelital

297

Ler em português

La Medida Provisional 1.018/2020, que prevé la reducción de impuestos a la banda ancha satelital, fue sancionada por el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el 15 de junio.

Cuando se redactó la MP por parte del gobierno, en diciembre de 2020, el objetivo era reducir tres tarifas sobre las pequeñas estaciones terrestres conectadas al servicio de Internet por satélite, para incentivar este tipo de servicio y pasar de 350 mil puntos a 750 mil estaciones.

En el Congreso Nacional, la medida ganó otras funciones, como un cambio en la normativa para la aplicación de recursos del Fondo de Universalización de los Servicios de Telecomunicaciones (FUST), el fin de la obligación de compartir torres con menos de 500 metros de distancia y la liberación de las plataformas de streaming de la Contribución para el Desarrollo de la Industria Cinematográfica Nacional (Condecine).

Esta semana, el mandatario sancionó la ley en un acto simbólico con la presencia del Ministro de Comunicaciones, Fábio Faria, quien celebró: “Esta MP significa la posibilidad de más contenidos en las fronteras, mayor flexibilidad en la gestión local de las emisoras; esta es importante para llevar banda ancha a las regiones rurales, necesitadas y periféricas. También reduce significativamente las tarifas sobre estaciones (terrestres) pequeñas”.

La ley mantuvo la disminución de los valores de la Tasa de Fiscalización de Instalación, de la Contribución para la Promoción de la Radiodifusión Pública y del Condecine sobre el servicio de banda ancha vía satélite. La reducción es válida desde el primer día del año 2021 y hasta finales de 2025.

El texto también autoriza a las emisoras de radio y televisión a incrementar el contenido periodístico en la Amazonía Legal. Según el gobierno, la orientación para la inserción de contenidos periodísticos y con fines educativos, artísticos, culturales e informativos apunta a mejorar el desarrollo regional de las comunidades.

Plataformas de streaming

Uno de los artículos vetados por el presidente de Brasil fue el que eximía a las plataformas de streaming del Condecine, que es cobrado por título de película, televisión abierta, televisión cerrada y “otros mercados”. El texto anterior dejaba claro que empresas como Netflix y Prime Video no encajan en “otros mercados”.

Bolsonaro justificó que la medida “supondría una exención de ingresos […], sin estar acompañada de una estimación de su impacto presupuestario y financiero”.

Cuando la acción fue incluida en el MP en la Cámara de Diputados, los legisladores de la oposición criticaron diciendo que dañaría el audiovisual brasileño de 150 a 200 millones de reales por año.

Ahora, el veto debe ser analizado por el Congreso Nacional.