Brasil | Conectividad en el campo puede generar impacto de más de 18 mil mdd en 4 años

Un estudio encargado por el Ministerio de Agricultura mostró que, si Internet alcanza el 90% de la superficie agrícola brasileña, el valor bruto de la producción puede crecer en un 9.6%.

324

Ler em português

El estudio Escenarios y perspectivas de conectividad para la agricultura, desarrollado por la Escuela Superior de Agricultura Luiz de Queiroz (Esalq-USP), reveló que la expansión de la conectividad en el territorio productivo brasileño puede incrementar los ingresos anuales en más de 100 mil millones de reales (18 mil 800 millones de dólares) de la agricultura.

La encuesta, encargada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento, fue entregada al Ministro de Comunicaciones, Fábio Faria, durante un evento virtual.

Según el informe, Brasil tiene sólo el 23 por ciento del área agrícola cubierta con algún tipo de conexión y, para duplicar este rango en dos años, sería necesario agregar unas 4 mil 400 antenas o torres. Esto aumentaría el valor bruto de producción (VBP) en 4.5 por ciento, lo que corresponde a más de 47 mil millones de reales.

Otro escenario sería instalar 15 mil 182 antenas adicionales para alcanzar de 80 a 90 por ciento del territorio agrícola en cuatro años. El impacto de esto sería del 9.6 por ciento para el VBP agroindustrial, llegando a casi 102 mil millones de reales.

Faria comentó que, con la llegada del 5G, “vamos a mostrar al mundo el poder de nuestro agronegocio. Un cultivo que tenga 5G en poco tiempo duplicará su tamaño”. Y agregó que su equipo está disponible para todas las iniciativas relacionadas con la mejora de la conectividad en la agroindustria.

Para Vitor Menezes, secretario Ejecutivo del Ministerio de Comunicaciones, la licitación 5G puede ayudar a conectar el campo, ya que “ya que tenemos una serie de obligaciones, entre ellas colocar el 5G en el modelo autónomo, el 5G real, que permitirá la transformación de nuestros modelos de producción”.

Otro de los compromisos previstos en la licitación es llevar 4G en localidades de más de 600 habitantes, lo que “ciertamente incluye al sector agrario”. Además de la obligación de conectar las carreteras federales, a través de las cuales se drenan los productos agrícolas.

La ministra de Agricultura, Tereza Cristina, concluyó afirmando que “el productor rural demanda tecnología y puede seguir recibiendo más innovación. […] Estamos invirtiendo todos los esfuerzos para tener más conectividad en la agricultura”.