La Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil presentó una propuesta para la subasta 5G, aún sujeta a cambios, que reduce a la mitad la oferta de espectro proporcionada por el área técnica de la Anatel para la banda milimétrica de 26 GHz.

Según el relator del consejo directivo, Vicente Aquino, la intención fue esperar reglas para su uso en redes privadas, directamente por industrias, por ejemplo.

“Si licitamos toda esta banda en esta subasta de 3200 MHz, no podremos apuntarla mejor para futuros modelos de negocio, dejando una reserva de espectro para un momento más oportuno”, dijo el relator al presentar la propuesta, destacando la intención de “habilitar redes privadas”.

“Se separaron bloques fuera del aviso público, algunos bloques no incluidos, una reserva de bloque para uso futuro de redes privadas. Mantuvimos fuera si es necesario para dicho uso, de acuerdo con lo que la agencia regulará en el futuro. Esta es sólo la reserva. Está fuera de la subasta reservada para este propósito”, explicó Aquino.

Recomendado: Para Ericsson, la propuesta de subasta 5G de Brasil aumenta la complejidad técnica en la implementación

El consejero justifica la idea por la experiencia de otros países. Entiende que en Alemania, que haría uso de la banda de 3.6-3.7 GHz; en el Reino Unido, 3.9 GHz; en Japón y Estados Unidos, ambos de 28 GHz, estos fragmentos tampoco se ofertaron para la reserva con la misma intención. “Todavía no abordamos a estas redes privadas, pero tampoco se hace inviable”, apunta Aquino.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here