Brasil | Ericsson no quiere que operadores vean sólo “redes neutras” en 5G

En su primera conferencia de prensa, el presidente regional de Ericsson también habló sobre su apoyo al modelo Open RAN y expresó su confianza en que la subasta 5G se llevará a cabo próximamente.

289

Ler em português

Ericsson cree que la subasta 5G en Brasil es el primer paso para capturar el valor de la nueva generación de la red móvil. De acuerdo con Rodrigo Dienstmann, presidente de la empresa para el Cono Sur de América Latina, el gran esfuerzo de la industria vendrá después de la licitación, con la creación de nuevas aplicaciones.

En su primera rueda de prensa en el cargo, Dienstmann explicó que la misión de la empresa es ayudar a mantener el máximo valor agregado con sus clientes, los operadores.

“El IoT (Internet de las Cosas) surgió en Brasil hace unos 20 años con empresas de seguimiento de carga, todavía en 2G. Colocaron un celular en la camioneta y un GPS enviaba un SMS cada 10 minutos informando la ubicación”, dijo el ejecutivo. “Lo curioso, y es una buena advertencia para esta fase de 5G, es que, en ese momento, los operadores estaban tan preocupados por la implementación de redes 2G que no miraron para esas verticales”.

El resultado fue que un nuevo ecosistema ocupó este espacio. “Las empresas de seguimiento de carga utilizaron a los operadores como una red neutra. Hoy en día, los chips de seguros o de máquinas de tarjetas de crédito tienen un ARPU muy bajo para los operadores”.

Para Dienstmann, si las empresas no crean nuevas capacidades en 5G, se convertirán en “redes neutras […]. Por tanto, este movimiento de formación y verticalización de los operadores y la industria es súper importante. No queremos convertirnos en una red 5G neutra”, agregó.

La compañía y John Deere anunciaron recientemente una asociación para desarrollar la investigación de nuevas aplicaciones para la agroindustria utilizando 5G e IoT. Además, Ericsson tiene proyectos en logística y en el entorno de fabricación, mencionó el directivo.

Open RAN

Consultado sobre la competitividad que se trazará con 5G, Dienstmann reiteró su apoyo al modelo Open RAN, ya que la empresa es parte del grupo que ayuda a marcar los estándares, y aseguró que Ericsson confía en sus arquitecturas.

“Creemos que hay un punto de equilibrio entre un cliente que rompe la base de proveedores, integra y gestiona a cada uno de ellos, y compra todo listo a un solo actor”, dijo. “Creemos que es saludable que esto suceda, pero será una nueva frontera competitiva por delante: tres, cuatro o cinco años después”.

“Lo que hacemos es confiar más en nuestras arquitecturas y en cómo funcionan juntas, en lugar de tener miedo de la competencia”.

Subasta 5G en Brasil

Sobre la subasta 5G, Dienstmann confía en que pronto se publique el aviso, con la posibilidad de vender equipos este año. “Nosotros, desde el punto de vista de la fabricación, estamos bien preparados. La fábrica de Ericsson en Brasil inauguró recientemente la línea de producción 5G, por lo que básicamente tenemos todo listo, solo hay que poner el sello, poner el remitente y enviar las cajas ”, bromeó.

El mandatario dijo que, aun con las recomendaciones del área técnica del Tribunal Federal de Cuentas (TCU) en el aviso, “algo se puede hacer este año”.

“En todos los actores con los que he hablado, ya sean operadores, colegas de la industria o reguladores, incluido el TCU, veo el espíritu de hacer que [la subasta] suceda, con las correcciones necesarias”. El ejecutivo manifestó que no leyó el informe técnico del TCU, pero que tampoco vio ningún “comentario fatal” que postergara por mucho tiempo el proceso de licitación.