Brasil espera inversiones en infraestructura telecom por 63 mil millones de dólares hasta 2030

403

La Comisión Interministerial de Planificación de Infraestructura (CIP-Infra) de Brasil aprobó la primera versión del Plan Integrado de Infraestructura a Largo Plazo (PILPI, por sus siglas en portugués), con acciones previstas entre 2021 y 2050. En particular, para el sector de telecomunicaciones, el plan estima una inversión promedio de 36 mil millones de reales (6 mil 336 millones de dólares) por año entre 2021 y 2030, con un total de 358.42 mil millones de reales (63 mil millones de dólares) ejercidos en el periodo.

El plan recoge las estimaciones de necesidades de inversión en los distintos sectores de infraestructura para eliminar la escasez en la oferta de servicios y asegurar un crecimiento económico más rápido en los próximos 30 años.

De acuerdo con el plan publicado, en referencia al sector de telecomunicaciones, existe una expectativa de crecimiento de los ingresos de 2.5 por ciento promedio anual y un aumento en la relación de inversión a ingresos de las empresas a un poco más del 25 por ciento para 2025, en comparación con el promedio histórico del 20 por ciento.

El gobierno brasileño estima que la recuperación económica y la subasta asociada a la tecnología 5G son los principales factores que motivan esta expectativa. Se espera que los compromisos asumidos por los operadores en la pasada licitación representen una inversión de 74 mil millones de reales (13 mil millones de dólares) entre 2022 y 2031.

En 2019, la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) publicó el Plan de Estructura de la Red de Telecomunicaciones o PERT 2019-2024, en el que describe el estado de las redes de telecomunicaciones, además de los retos del sector, como la falta de atención y cobertura en cerca de 6 mil 107 localidades que no poseen ningún tipo de cobertura móvil y 7 mil 703 que no tienen 4G.

El Plan publicado por el gobierno federal espera que estas brechas de infraestructura, como parte del escenario de referencia, reciban la inversión requerida a partir del ejercicio de los compromisos asumidos por los operadores a partir de la subasta 5G.

Por otro lado, explica el Plan, otros desafíos sólo se contemplan en el escenario transformador, ya que se entiende que demandan una situación económica más favorable, que reduzca su costo de oportunidad, para que las inversiones correspondientes sean viables.

Las inversiones a largo plazo contempladas en el escenario transformador son: implementación de redes de acceso 4G en todas las ubicaciones desatendidas y expansión de la cobertura del servicio en las áreas urbanas de los distritos; aumento de la capacidad de las redes de transporte de fibra óptica (backhauls) en todos los municipios; despliegue de redes de transporte de fibra óptica (backhauls) en todos los lugares sin servicio; implementación de redes de acceso de fibra óptica para cubrir todos los hogares brasileños; implementación de redes de acceso 5G en todas las ubicaciones desatendidas y expansión de la cobertura del servicio en áreas urbanas de los distritos; y cobertura de carreteras federales prioritarias con servicio móvil 5G.

Con base en lo descrito anteriormente, el gobierno estima un nivel de inversión en 2050 de 597 mil millones de reales (105 mil millones de dólares) en el escenario transformador, frente a 468 mil millones de reales observados en el escenario de referencia.