Brasil | Grupo de Trabajo de Ley SeAC analiza alternativas de must-carry y simplificación tributaria

El informe del grupo de trabajo revela más aspectos positivos que negativos y presenta seis alternativas para la simplificación tributaria.

214

Ler em português

Luego de 205 días, el Grupo de Trabajo (GT) de la Ley 12,485 (Ley SeAC) concluyó su trabajo con un informe final que presenta un diagnóstico del mercado brasileño y alternativas que se pueden adoptar.

El grupo fue creado por el Ministerio de Comunicaciones (MCom) con el objetivo de subsidiar la modernización del marco legal por parte del Congreso Nacional. El documento fue publicado el 17 de diciembre con un análisis de seis elementos específicos: must-carry (carga obligatoria de señales de transmisión de TV); estructura social; simplificación fiscal; regulación; promoción; cuotas y producción independiente.

A partir de ahora, la expectativa del Ministerio es dialogar con diversos sectores para hacer factibles los cambios necesarios a la legislación y tratar de formar un consenso para la rápida tramitación del asunto.

Must-carry

En cuanto al must-carry, el GT analiza la alternativa A, en la que se mantienen las obligaciones de carga, y la alternativa B, en la que se revocan estos compromisos.

Según el grupo, un aspecto positivo de la primera opción es la “garantía de disponibilidad, a los suscriptores del SeAC (Servicio de Acceso Condicional), de las 17 redes nacionales, en los servicios satelitales y de los generadores locales”. Además, la norma garantiza el acceso a información de interés público y no requiere cambios legislativos.

La desventaja es la carga para los operadores de SeAC, es decir, las empresas de televisión de paga, y el daño a la competitividad. “Esta propuesta no es descabellada, ya que la carga obligatoria es un instituto dotado de mecanismos de negociación y resolución de conflictos”, dice el documento.

Para la alternativa B – revocación del must-carry, el grupo afirma que el punto positivo sería aliviar a las empresas de televisión de pago. Sin embargo, un aspecto negativo sería el impacto en el acceso a los horarios de las emisoras de radiodifusión, “ya que es notorio que los canales de retransmisión concentran la mayor parte de la audiencia del SeAC”.

Otro problema sería la carga selectiva de estaciones, lo que perjudicaría la competitividad del sector. Y, finalmente, el grupo afirma que la disponibilidad de canales de retransmisión en SeAC ya es ampliamente conocida, por lo que “es necesaria una legislación que establezca un proceso de transición debidamente planificado y obligaciones de comunicación”.

El GT también recuerda que actualmente se están procesando nueve proyectos para cambiar las reglas en el Congreso Nacional.

Simplificación tributaria

La simplificación fiscal es otro tema que preocupa a la industria de la televisión de paga. Para el GT, Brasil necesita llevar a cabo un proceso de transformación en la tributación de las telecomunicaciones. “Además de la reconocida complejidad tributaria nacional, […] la inseguridad jurídica causada por el tratamiento inadecuado de las innovaciones tecnológicas y los nuevos servicios ofrecidos también debe abordarse al tratar el tema”.

Esto se debe a que los operadores de televisión de paga contribuyen a varios fondos, mientras que los servicios de valor agregado, como las empresas de video a pedido (VoD), pagan menos impuestos, y los sectores compiten entre sí.

Los expertos analizan seis opciones:

A – no realizar ninguna acción;
B – unificar los impuestos sectoriales, que aumentarían en 1 por ciento el aporte de los proveedores con ingresos brutos superiores a 500 millones de reales y disminuiría en 25 por ciento el pago de empresas con ingresos entre 5 y 500 millones de reales;
C – cambiar la base para el cálculo de la CONDECINE-Título, en cuyo caso el aporte sería aproximadamente del 5 por ciento, según experiencias internacionales;
D – aplicar CONDECINE-Título sobre la prestación de VoD, con cambio en la base de cálculo, para evitar restringir el crecimiento del segmento;
E – unificar la recaudación de impuestos sectoriales, en cuyo caso los aportes serían recaudados por el mismo organismo;
F – apoyo a la propuesta de reforma tributaria que aborde las diferencias entre el ISS y el ICMS y entre las distintas entidades con capacidad tributaria activa.

El GT también recuerda que la recomendación de la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones) es “buscar la innovación en la promoción de la competencia, incluida la reducción de cargas regulatorias sobre los proveedores de servicios tradicionales”, dado que la dinámica tecnológica crea nuevos desafíos en el entorno competitivo.