A través de la iniciativa de la Superintendencia de Fiscalización y de la Superintendencia de Licencias y Recursos para Servicios, la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil abrió un espacio en su sitio web dedicado a combatir la piratería.

La página proporciona resultados de acciones de inspección, además de informar los procedimientos de certificación y aprobación de productos en Brasil.

De acuerdo con la Anatel, la lucha contra la piratería tiene como objetivo establecer estándares de calidad que permitan el correcto funcionamiento de los productos y equipos de telecomunicaciones que circulan en el país, además de proporcionar condiciones de comercialización.

La nueva página informa que desde que se creó en 2018 el Plan de Acción de Combate a la Piratería (PACP), se han incautado 200 mil productos de telecomunicaciones no aprobados que estaban a punto de comercializarse.

También muestra que se retuvieron 30 mil productos en la oficina de Correos u otras empresas de mensajería, se retiraron 193 anuncios de Internet y se detuvieron a más de 20 expositores que vendían productos de telecomunicaciones piratas en ferias de la industria.

La acción de la Anatel reduce los riesgos de usar productos no aprobados, como es la exposición a campos electromagnéticos por encima de los límites recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), interferencia con otros servicios como control de tráfico aéreo y redes celulares, fugas de materiales tóxicos, descargas eléctricas e incluso explosiones.

En junio del presente año, la Anatel y la Oficina de Aduanas de Ingresos Federales de Brasil en el Aeropuerto Internacional de Río de Janeiro (Tom Jobim) firmaron un acuerdo que permite a los agentes del aeropuerto supervisar la importación de productos de telecomunicaciones.

En mayo, la agencia y la Policía Federal se reunieron con representantes de una cadena de supermercados en Río de Janeiro, donde se descubrió la venta de productos no homologados que promueven la piratería de la televisión de paga.

Asimismo, la Anatel participó en la XXIII Iniciativa de Destrucción de Mercancía realizada por el Departamento de Ingresos Federales en Foz do Iguaçu. Se destruyeron 3 mil equipos de telecomunicaciones, principalmente decodificadores piratas de TV de paga y teléfonos móviles irregulares.

Los productos probados y aprobados para su uso en el mercado brasileño protegen a los consumidores y la calidad de las comunicaciones, además de favorecer un entorno competitivo. Dichos productos deben cumplir con ciertos requisitos como es garantizar la salud, seguridad, asistencia, calidad y competencia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here