La empresa de telecomunicaciones brasileña Oi reportó una pérdida de 5.74 mil millones reales en el tercer trimestre de 2019, tres veces mayor que las pérdidas de 1.33 mil millones del año anterior. En el periodo finalizado en septiembre, hubo una disminución en los ingresos (8.8% menos) y en el número de suscriptores (6.2% menos).

Los ingresos netos alcanzaron 5 mil millones de reales, una disminución de 1.8 por ciento trimestral. La deuda neta de la compañía finalizó en septiembre en 14.71 mil millones de reales, un aumento de 17 por ciento trimestre a trimestre y de 34.1 por ciento en el año. Sin embargo, las inversiones enfocadas en fibra, de 2 mil millones entre julio y septiembre, crecieron un 35 por ciento durante el mismo periodo de 2018.

Al presentar los resultados, la gerencia de Oi señaló que el desempeño negativo está vinculado a los servicios basados ​​en cobre “heredados”, pero hay signos favorables en los “servicios no regulados” y el rendimiento de la oferta de conexión de fibra, que finalizó el trimestre con 3.6 millones de hogares y una tasa de ocupación de 12 por ciento.

Estrategia

Asimismo, el operador reforzó sus planes para vender activos a corto plazo, especialmente su participación en Unitel y parte de sus ocho mil propiedades. La compañía admitió que hace los cálculos para valorar la operación móvil, en la que posee alrededor de un 16 por ciento del mercado brasileño.

Recomendado: Telefónica admite que estudia la compra de activos móviles de Oi

“Estamos trabajando con nuestros asesores financieros para comprender el verdadero valor del negocio de la movilidad, pero este valor ya ha sido reconocido y podrá generar valor para los accionistas en el futuro. Si hay una condición para la consolidación, habrá interés”, dijo el Director de Operaciones de Oi, Rodrigo Abreu. Agregó, sin embargo, que “no hay negociación ni diálogo al respecto”.

Servicios

En datos operativos, Oi finalizó septiembre con 55.191 millones de unidades generadoras de ingresos, un 6.2 por ciento menos. En el sector residencial, hubo la mayor caída: 10.8 por ciento, totalizando 13.532 millones de Unidades Generadoras de Ingreso (UGI).

La banda ancha fija tenía 4.531 millones de accesos (un 9.7% menos), mientras que la telefonía fija todavía tenía 7.480 millones de líneas (un 12.8% menos). La TV de paga cayó un 3.6 por ciento a 1.522 millones de contratos.

La fibra óptica llegó a 3.6 millones de hogares a fines del trimestre. Para fines de 2021, el objetivo es pasar 16 millones de hogares en fibra. Actualmente existen 408 mil hogares conectados, una tasa de ocupación de 11.4 por ciento, pero considerando los datos de octubre, este porcentaje ya se eleva a un 12.3 por ciento. Oi tiene 363 mil kilómetros de fibra en el país.

En dispositivos móviles, hubo una disminución de 4.8 por ciento, totalizando en 34.703 millones. De estos, 25.670 millones son prepago (un 11.8% menos) y 9.032 millones de pospago (un aumento de 22.8%).

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here