Brasil | Operadores satelitales piden indemnización por frecuencias perdidas con subasta 5G

Sindisat presentó una demanda ante los tribunales para evaluar si una indemnización es apropiada. El aviso de licitación 5G prevé la reasignación de parte de las frecuencias utilizadas por los satélites.

369

Ler em português

El Sindicato Nacional de Empresas de Telecomunicaciones por Satélite (Sindisat) de Brasil presentó una demanda la semana pasada, solicitando una indemnización a la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) por los activos satelitales que se perderán con la reasignación de la banda C para la subasta 5G.

“Ni esta acción, ni Sindisat tienen la intención de detener el aviso de la subasta 5G. Sabemos la importancia de la licitación para Brasil, sólo queremos una compensación justa por la parte de los satélites que ya no se utilizará”, explicó el Presidente de la organización, Luiz Otávio Prates, en conversación con DPL News.

Desde la década de 1970, los satélites han utilizado las bandas de frecuencia de 3625 MHz a 3700 MHz, denominada banda C extendida, y de 3700 MHz a 4200 MHz, la banda C estándar.

Sin embargo, la Anatel determinó que parte de estas bandas deben reasignarse al 5G terrestre (servicio celular), en función del interés público. Prates enfatiza que este no es un movimiento aislado en Brasil, también está sucediendo en otros países.

El problema, para él, es que la Agencia no está considerando compensar a los operadores de satélites por activos que ya no se usarán y que aún no estaban depreciados.

“El satélite está construido para operar de 3625 MHz a 4200 MHz, pero parte de él ya no podrá operar, porque la frecuencia se reutilizará para el servicio terrestre”, dijo. “Esta parte [del satélite] que resultó dañada tendría que ser indemnizada y la Anatel no lo está reconociendo”, agregó.

La agencia reguladora prevé compensaciones a los usuarios finales, como las redes de televisión que sufrirán con las señales celulares en la banda C. Será necesario colocar filtros para mitigar las interferencias, y el equipo se pagará con parte del precio de la licitación, “pero [la Anatel] ignoró la indemnización que se les debe a los operadores”.

Para el presidente de Sindisat, esto aumenta la inseguridad jurídica: “¿Será que los operadores querrán seguir invirtiendo en satélite en Brasil cuando el estado brasileño está señalando que en cualquier momento puede tomar parte de las frecuencias, sin pagar nada por ello?”.

Acción

Sindisat presentó un proceso de Producción Anticipada de Pruebas, en el cual el juez establecerá un perito para evaluar si la compensación económica es apropiada. De ser así, el especialista buscará una metodología adecuada para calcular el valor.

“Esta acción no tiene solicitud de amparo, ni solicitud de interrupción del aviso de la subasta, es exclusivamente para obtener la vigencia y metodología para el cálculo del valor de la indemnización”, concluyó Prates.