Brasil | Proponen decreto para moderar contenido de redes sociales al estilo Trump

Expertos escuchados por DPL News creen que el proyecto de decreto para cambiar el Marco Civil de Internet también viola la libertad de expresión de los usuarios. Además, la ley no puede modificarse por decreto.

438

Ler em português

La propuesta de decreto para cambiar el Marco Civil de Internet, que circula en el gobierno brasileño desde la semana pasada, interfiere en el modelo de negocio de las plataformas digitales y viola la libertad de expresión de los usuarios, argumenta Caio C. V. Machado, director del Instituto Vero e investigador. en la Universidad de Oxford.

El texto propuesto por la Secretaría Especial de Cultura, del Ministerio de Turismo, pretende evitar que las redes sociales retiren contenido de sus plataformas utilizando sus términos de uso como justificación. Para ello, la secretaría cita la libertad de expresión de los usuarios.

“La propuesta de Decreto deja en claro que no es posible, sin una orden judicial, excluir, suspender o limitar la divulgación de contenido generado por el usuario, excepto cuando exista una violación del Estatuto de la Niñez y la Adolescencia, o si la divulgación o reproducción del contenido en cuestión configura prácticas ilícitas”, dice el borrador.

El documento también prevé que la Secretaría Nacional de Derechos de Autor y Propiedad Intelectual, dependiente del Ministerio de Turismo, supervise e investigue las posibles infracciones por parte de los proveedores de aplicaciones de Internet a los contenidos y cuentas protegidos por derechos de autor.

Te puede interesar: Anulan orden de Trump que apuntaba contra las empresas de redes sociales

Las plataformas estarían sujetas a sanciones, como advertencia, multas de hasta el 10 por ciento de los ingresos del grupo económico en Brasil, suspensión temporal y prohibición del ejercicio de actividades.

Bia Barbosa, asesora del Comité Directivo de Internet (CGI), informó el viernes pasado que el comité creó un grupo de trabajo para analizar el decreto y solicitará al gobierno ser escuchado formalmente, como determina el Marco Civil de Internet.

Inconsistencias

Para Machado, esta medida puede interferir con el modelo de negocio de las plataformas. Si se elimina una publicación porque la red social no acepta contenido sexualizado, por ejemplo, evitar esta moderación afecta la propuesta de la empresa.

Explica además que la libertad de expresión se refiere al derecho de otros a recibir información. “Podemos hablar, pero eso no puede interferir con el derecho de los demás a recibir información. Si alguien inunda las redes sociales con contenido falso, la plataforma puede moderarlo sin violar la libertad de expresión del usuario”, comentó.

El investigador cree que el decreto tiene “un disfraz de defender la libertad de expresión, pero, en realidad, es un intento velado de violarla”, ya que permitiría que personas con alta visibilidad en las redes, como autoridades gubernamentales, difundan información falsa.

El mes pasado, Facebook e Instagram marcaron una publicación del Presidente Jair Bolsonaro como falsa, pero no eliminaron el contenido.

Además, no es posible cambiar una ley a partir de un decreto. “Sólo se pueden hacer cambios en el Marco Civil da Internet, que es una ley, si pasan por el Congreso Nacional”, dice Ramênia Vieira, coordinadora de Incidência do Intervozes – Coletivo Brasil de Comunicação Social.

Agrega que existen casos en los que las redes sociales moderan contenido que puede considerarse inconsistente, como eliminar fotos de madres que amamantan, con la justificación de que viola los estándares de la empresa.

Sin embargo, esta no es una asignación del gobierno, “es una atribución del Congreso para crear un debate, donde todos tienen el poder de hablar, tanto las plataformas, como la sociedad civil y las entidades que debaten los derechos de la red”.