Brasil: TCU brinda incentivo para digitalizar servicios públicos

El Tribunal prevé el apoyo de servicios en la Plataforma de Ciudadanía Digital.

0
603

En Brasil, las acciones implementadas para el acceso fácil y simple a los servicios públicos todavía son limitados, ya que pocos de ellos se han transformado digitalmente en los últimos dos años, así lo reveló una encuesta del Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU).

Por ello, el Tribunal determinó dar un incentivo para que el gobierno avance en ese campo y establecer un cronograma de metas que deben ser cumplidas por las autoridades.

De acuerdo con el relator del proceso, el ministro Vital do Rêgo, la poca evolución de la digitalización de los servicios se atribuye a tres principales obstáculos:

El primero de ellos es la lentitud de la implementación de las iniciativas de desburocratización con el uso de la transformación digital.

En 2017, del total de mil 740 servicios, 546 estaban en diferentes etapas digitales (cerca de 31%). En la evaluación del órgano de control, aunque existe una gran legislación a regular el tema, en lo que se refiere a la transformación digital, no hay obligatoriedad de su concreción, ya que en el ámbito de la Estrategia de Gobernanza Digital (EGD) se establecen tan sólo directrices y principios a perseguir.

El segundo punto se refiere a la ausencia de integración plena de los servicios públicos en la Plataforma de Ciudadanía Digital.

En el Portal de Servicios del Gobierno Federal hay servicios disponibles que no se transformaron de forma nativa en la solución de automatización ofrecida por el entonces Ministerio de Planificación.

El tercer obstáculo es la ausencia de gestión de riesgos para la implementación de controles internos relativos a los servicios públicos.

Recomendado: Brasil: Anatel confirma subasta 5G para 2020

“Considero fundamental que el TCU acompañe la ejecución de esas actividades y proyectos que tienen alto potencial de mejoras para los ciudadanos en general, actuando como catalizador de la transformación digital de los servicios públicos”, aseveró el ministro.

La propuesta del TCU asigna cinco grandes ejes a ser acompañados/desarrollados por el Tribunal en el horizonte de seis años:

1. Acciones de desburocratización de los servicios públicos, entre otras, la implantación de la Plataforma de Ciudadanía Digital.  

2. Prevé la desburocratización por áreas de Estado, con énfasis en transformación digital en áreas específicas, tales como salud, educación, seguridad, entre otras.

3. Se compone de los resultados de las acciones de desburocratización. Evaluar la efectividad de las acciones de desburocratización con el fin de verificar si efectivamente llevaron a la prestación de servicios públicos más simples, rápidos y baratos, hasta 2024.

4. Prevé las acciones del TCU para la continuidad de los esfuerzos de desburocratización.

5. Articulación de los entes de los demás poderes y demás esferas de la Federación, capacitación de tribunales de cuentas estatales y municipales, y seguimiento de los esfuerzos de desburocratización en otras esferas.

El Ministerio de Planificación, Desarrollo y Gestión también realizó un estudio en el cual apunta que la atención presencial tiene un costo promedio de 43.68 reales, mientras que la atención online puede llegar a 1.20 reales. Es decir, una economía de más de 97 por ciento en recursos públicos por transacción.