Brasil | Telcos quieren seguridad jurídica para proyectos financiados por fondo de servicio universal

Tanto Conexis como Abrint solicitaron a la Anatel aclarar la información necesaria para la presentación de proyectos al Consejo de Administración del Fust.

162

Ler em português

La Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil cerró la Consulta Pública No. 43, sobre cambios en la normativa de la Agencia para adecuarla a la Ley 14,109/2020, que modificó la Ley del FUST (Fondo de Universalización de los Servicios de Telecomunicaciones).

Los cambios involucran el Reglamento Interno de la Anatel, el Reglamento de Recaudación de Ingresos Tributarios y la revocación de la Resolución No. 269, del 9 de julio de 2001, según lo dispuesto en el Plan de Gestión Táctico 2021-2022.

Como el sector esperaba los cambios en la Ley del FUST, los 19 aportes tienen un contenido positivo y sólo destacan algunos puntos de atención. Para Conexis Brasil Digital, por ejemplo, es importante que el Consejo de Administración del Fondo realice un “trato igualitario y no discriminatorio” entre los proyectos presentados por iniciativas públicas o privadas que pueden ser subsidiados con recursos del FUST.

La entidad de los grandes operadores también solicita a la Anatel que defina con anticipación los documentos e información complementaria que se puedan requerir para acreditar la ejecución de los proyectos, “asegurando a las empresas la debida certeza jurídica e igualdad en el proceso de aprobación de las propuestas”.

Por su parte, la Asociación Brasileña de Proveedores de Internet y Telecomunicaciones (Abrint) solicita la inclusión de un artículo de la Ley 14,109/2020 en el Reglamento de Recaudación de Ingresos Tributarios, el cual dice que los operadores pueden tener un descuento de hasta el 50 por ciento en el cobro del FUST en caso de que apliquen sus propios recursos directamente en proyectos no reembolsables aprobados por el Consejo de Administración del FUST.

Además, Abrint solicita que los proveedores presenten información adicional, como la ubicación, el cronograma de implementación y el alcance de los proyectos para su aprobación por el Consejo de Administración.

Finalmente, la Asociación solicita otra disposición en el reglamento, señalando que los recursos del FUST “no pueden ser utilizados para cubrir costos con programas, proyectos, planes, actividades, iniciativas y acciones que el Proveedor ejecutaría, orgánicamente, dentro de su propio modelo de negocio y la continuidad del crecimiento de su red de servicios, así como no podrá involucrar una ubicación sujeta a un compromiso de inversión suscrito en un anuncio de licitación de radiofrecuencia o que, por instrumento contractual o término de adecuación de conducta, el propio Proveedor deba sustentar”.

Modificaciones a la Ley 14,109/2020

Uno de los cambios en la Ley del FUST hace que los recursos del Fondo estén disponibles para aumentar el acceso de banda ancha. Antes, el monto sólo podía destinarse al Servicio de Telefonía Fija Conmutada (STFC) prestado en régimen público.

El dinero también se puede utilizar para conectar las escuelas públicas brasileñas y la tributación para las empresas que realizan proyectos no reembolsables con sus propios recursos fue limitada.