A partir del 16 de julio, los consumidores brasileños que no deseen recibir llamadas de telemarketing de los operadores de telefonía y TV de paga pueden registrarse en la lista nacional de “No molestar”, creado por las empresas del sector, luego de la determinación de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel).

Después de la solicitud de incluir el número de teléfono en la lista, hay un plazo de 30 días para el bloqueo. Las empresas que no respeten la lista pueden recibir una multa de hasta 50 millones de reales.

El número de quejas recibidas por la Anatel acerca de llamadas de telemarketing ha ido en aumento. En 2018 se registraron 27 mil denuncias, 17 por ciento más que las 23.1 mil de 2017.

El sistema funcionará a través de la página web: www.naomeperturbe.com.br, donde los consumidores pueden incluir su número en el Registro Nacional de No Molestar y elegir el operador o el tipo de servicio en el que no desea recibir llamadas comerciales; en la lista se encuentran telefonía fija, celular, Internet y TV de paga.

La inscripción es válida para las compañías Algar, Claro, Nextel, Oi, Sercomtel, Sky, TIM y Vivo. La inscripción en las lista no tiene efecto para las llamadas realizadas por compañías de otros segmentos.

Llamadas no deseadas 

Aunque ya existen registros locales de “No molestar”, la Anatel defendió la idea de un sistema específico para operadores de telecomunicaciones en vista del volumen involucrado. Según la agencia, las llamadas no deseadas provenientes de los centros de telemarketing representan 32 por ciento del total.

La lista de “No molestar” fue uno de los mecanismos presentados por las empresas de la industria a la agencia para abordar el problema. La Anatel también afirma que su tema prioritario es promover cambios en las reglas sobre llamadas de telemarketing en el Reglamento General de Derechos del Consumidor de Telecomunicaciones.

El regulador también dice que su directorio ha determinado sus áreas técnicas para estudiar medidas, a fin de combatir los inconvenientes generados por llamadas silenciosas y realizadas por robots, incluso aquellas que tienen como objetivo vender servicios de compañías de sectores no regulados por la Anatel.

En Estados Unidos, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) determinó que las empresas pueden bloquear llamadas automáticas por defecto antes de que lleguen a las personas, siempre que los sistemas se basen en un análisis de llamadas razonable y que los clientes estén informados y tengan la oportunidad de optar por el bloqueo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here