Cinco Días Marimar Jiménez

Broadcom, el fabricante estadounidense de semiconductores, está ultimando la compra de Symantec, uno de los gigantes del mundo de la ciberseguridad, en una operación valorada en más de 15.000 millones de dólares (unos 13.300 millones de euros), según desvela Bloomberg. Con la compra, Broadcom pretende reforzarse en el negocio del software, más rentable que la industria de los semiconductores, que no pasa por sus mejores años. La noticia ha provocado que las acciones de Symantec suban un 22% en los mercados fuera de hora.

Con la adquisición, Broadcom reforzaría su apuesta por el negocio del software, pues esta sería su segunda gran operación en esta industria, después de la compra de CA Techologies el año pasado por 18.900 millones de dólares (unos 16.000 millones de euros). Symantec, pionera en el negocio del software antivirus, proporciona en la actualidad servicios a 350.000 empresas y 50 millones de particulares. La compañía ha ampliado su portfolio a través de adquisiciones, como las de Blue Coat Systems y LifeLock, esta última especializada en la protección del robo de identidades.

Broadcom, por su parte, sigue con su estrategia de compras agresivas, que la ha convertido en una referencia dentro del mercado de semiconductores. El año pasado la empresa tuvo que renunciar a la compra de Qualcomm, por la que ofreció 142.000 millones de dólares, incluida deuda, al ser bloqueada la operación por cuestiones de seguridad nacional. De haberse materializado, habría sido la mayor adquisición de la industria tecnológica.

Aunque la firma Broadcom es originaria de EE UU y su sede está en el país, en 2016 fue adquirida por la empresa basada en Singapur Avago. La compañía ha seguido los pasos de otro fabricante de chips, Intel, quien también adquirió en 2011 una empresa de software de seguridad, McAfee, por 7.680 millones de dólares, aunque en 2017 vendió una participación mayoritaria a TPG.

Tras conocerse la noticia, las acciones de Broadcom, con más de 4.000 millones de dólares en ventas de software, cayeron un 4%. Algunos inversores expresaron su preocupación a que la compañía esté forzando demasiado su estrategia de expansión. Symantec, por su parte, que registró en su último año fiscal unos ingresos de 4.731 millones de dólares y un flujo de caja operativo de 1.495 millones, ha estado perdiendo cuota de mercado en los últimos tiempos al tener que lidiar con una mayor competencia. La compañía, que se vio envuelta en una investigación financiera que acabó en una revisión de sus beneficios, según recuerda Bloomberg, ha tenido que afrontar también una abrupta salida de su máximo ejecutivo y la disminución del interés de los consumidores en los programas antivirus.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here