Young farmer working in a cornfield, inspecting and tuning irrigation center pivot sprinkler system on smartphone.

El Director Ejecutivo de la División de Consumidores de BT, Marc Allera, envió al gobierno del Reino Unido una propuesta de costos recíprocos que los operadores deberían pagar para tener acceso a los sitios de otras empresas, como parte del proyecto de la Red Rural Compartida que busca ampliar la cobertura 4G.

Aunque la inversión conjunta para ampliar el alcance de las redes en lugares remotos “es imprescindible”, el directivo sostuvo que se deben respetar las inyecciones de capital anteriores y proteger las que se hagan en un futuro, fijando pagos de acceso compartido justas, que reconozcan el valor de la infraestructura.

Allera dijo que BT ha gastado en 4G más que otros operadores, lo cual implica que tiene una cantidad mayor de sitios disponibles, e incluso en varios lugares es el único proveedor con presencia.

En ese sentido, la propuesta de tarifas está encaminada a que la balanza en la participación de la Red Rural Compartida sea equilibrada para todos, tomando en cuenta la inversión, el trabajo y el tiempo requerido para poner en funcionamiento y mantener cada base: “todo lo cual es más difícil de hacer y más costoso, debido a los desafíos de construir en áreas rurales”, señaló.

La Red Rural Compartida es un plan para aumentar el alcance 4G en las zonas rurales del Reino Unido, lo que implicaría que los operadores compartan sus mástiles móviles e inviertan en conjunto 530 millones de libras esterlinas. También se prevé que tengan acceso a infraestructura gubernamental en la red de emergencias.

Todavía no se definen los detalles de este proyecto que se sigue negociando, pero la intención es que se firme este año para que en 2025 la cobertura 4G llegue a un 95 por ciento de la población.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here