Burocracia, principal problema que enfrenta el despliegue de la Red Compartida: Altán Redes

0
157

Milenio Áxel Martínez

El despliegue de la Red Compartida, el proyecto de red mayorista de servicios de telecomunicaciones operada por Altán Redes, ha enfrentado trabas burocráticas con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y en diferentes municipios del país para obtener permisos de instalación de infraestructura y así poder ofrecer cobertura en regiones rurales.

Así lo informó Isabel Prieto, directora de relaciones institucionales de Altán Redes, quien además detalló que son los proveedores de infraestructura, que usa la empresa para el despliegue de la red, quienes se enfrentan a estos problemas.

La empresa contrata a distintos proveedores que van desde constructores de torres de telecomunicaciones como Telesites y American Tower, suministradores de fibra óptica como Axtel y Megacable, Huawei y Nokia en la colocación de radiobases, y para sus centros de datos a empresas como KIO Networks.

Con un despliegue de más de 50 mil kilómetros de fibra óptica y alrededor de 5 mil 200 torres, a la fecha Altán ha conectado a más de 40 mil localidades de menos de 5 mil habitantes, y para 2021 tiene planeada una cobertura de casi 120 mil localidades rurales sin acceso a banda ancha.

La directiva aseguró que para la cobertura de este despliegue rural utilizarán casi 8 mil torres de telecomunicaciones, de las cuales algunas serán totalmente nuevas, por lo que proveedores se enfrentarán a un escenario de miles de solicitudes de permisos en municipios.

“Aquí es donde vamos a solicitar el apoyo de los municipios, porque a la fecha lo que nos hemos encontrado es con enormes trabas, una tramitología inmensa en cada municipio, todos los trámites son distintos, no hay homologación de trámites y no hay unificación de tarifas”, señaló durante su participación en un foro realizado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

De acuerdo con Prieto, los largos plazos de respuesta para la autorización de permisos, sobre todo en lugares con alta plusvalía, como pueblos mágicos y áreas con importancia histórica, aumentan el tiempo y el costo del despliegue de la Red Compartida

“También nos hemos enfrentado a largos tiempos de respuesta para la obtención de permisos federales con la SCT, por ejemplo para desplegar fibra en carreteras, en autopistas, aeropuertos, cruces ferroviarios, nos hemos encontrado con muchísimas trabas”, añadió.

El objetivo del proyecto es conectar para 2024 al 92.2 por ciento de la población a través de la prestación de servicios mayoristas a empresas comercializadoras y operadoras de red de telecomunicaciones.

“Vamos a concentrarnos ahora en hacer un despliegue en los estados del sureste, como en Guerrero, donde lamentablemente estamos teniendo muchos problemas de inseguridad, de vandalismo y narcotráfico”, alertó.

Bajo un esquema de asociación público-privada, en donde el estado provee del espectro y Altán opera la red, actualmente el proyecto cubre el 57.02 por ciento de la población mexicana, lo que representa más de 63 millones de habitantes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here