En el mundo, varios países ya avanzaron en la regulación de los intermediarios de Internet, en algunos casos con políticas muy restrictivas, mientras que otras naciones decidieron no imponer ningún tipo de norma. Si bien en Argentina la discusión es incipiente y aún no hay una decisión política, los legisladores comenzaron a debatir en Comisión las posibilidades.

En una reunión de trabajo de diputados miembros de la Comisión de Comunicaciones e Informática del Congreso, Observacom presentó el documento “Estándares para una regulación democrática de las grandes plataformas que garantice la libertad de expresión en línea y una Internet libre y abierta”, una propuesta latinoamericana de regulación de los intermediarios de Internet que establece un marco equilibrado.

Según explicó en la reunión Gustavo Gómez, director Ejecutivo de Observacom, el objetivo del documento es proteger la libertad de expresión y derechos de los usuarios en las redes sociales, garantizar una Internet libre y abierta, y evitar intentos de regulación estatal. “O las plataformas hacen lo que quieren, sin ningún tipo de control, o vemos intentos de regulación abusiva que atentan con derechos fundamentales”, contextualizó Gómez.

También aclaró que “no es una propuesta de regular lo que publican las personas en Internet, sino poner límites a los dueños de las plataformas”. Tampoco es una iniciativa que promueva ni obligue a las plataformas a regular contenido, como ocurre en muchas otras regulaciones en el mundo.

La iniciativa propone reglas progresivas “razonables y democráticas” para una moderación privada de contenidos de terceros, empoderando a los usuarios y apostando a un modelo complementario de autorregulación y corregulación. Además, detalla que los instrumentos de regulación y corregulación deberían ser el resultado de un proceso de deliberación multisectorial que tenga en cuenta los contextos locales y regionales.

Esta propuesta, realizada por Observacom junto a otras organizaciones (como el Instituto Brasilero de Defensa del Consumidor, Proledi, Iplandetec Centroamérica, Usuarios Digitales, entre otros) toma en cuenta las asimetrías existentes, alcanzando a las grandes plataformas de Internet sin ser un freno u obstáculo para la innovación, la competencia o el desarrollo de startups. Tampoco incluye servicios de mensajería.

Incluye garantías de debido proceso y derecho a defensa antes de que la plataforma tome una decisión de remoción o restricción del contenido.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here