En una nueva orden ejecutiva lanzada el pasado viernes por la noche, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estableció un plazo de 90 días para que el gigante chino ByteDance se deshaga de todos los activos estadounidenses de la aplicación de video corto TikTok.

De acuerdo con Trump, la compañía china busca vulnerar al país utilizando a TikTok para recabar información de ciudadanos estadounidenses, lo cual implica una seria amenaza de seguridad nacional.

De acuerdo con el documento, ByteDance tendrá un tiempo límite hasta el 12 de noviembre para encontrar un comprador con sede en Estados Unidos. Asimismo, la orden obliga a ByteDance a deshacer la adquisición de Musical.ly, otra aplicación de video corto enfocada en los videos de música que migró a TikTok el año pasado.

El mandatario señaló que había “evidencia creíble” que lo llevaba a creer que ByteDance, por medio de la adquisición de Musical.ly, “podría tomar medidas que amenacen con dañar la seguridad nacional de Estados Unidos”; sin embargo, no detalló qué evidencia indica que TikTok sea una amenaza.

La orden señala que el Comité de Inversiones Extranjeras (CFIUS) deberá otorgar la aprobación antes de la venta de TikTok en Estados Unidos. Hasta el momento, Microsoft ha hecho una oferta, y la red social Twitter mostró interés por adquirir la participación estadounidense de la popular plataforma.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here