Cabify regresa a Barcelona tras restricciones gubernamentales

516

El Tiempo

Un mes después de anunciar que dejaba de prestar servicios en Barcelona, la plataforma de reserva de vehículos con conductor (VTC) Cabify anunció su regreso a la ciudad española, pero esta vez, adaptándose a la restrictiva normativa por la que decidió retirarse en primer lugar.

“La compañía de movilidad abre desde mañana la contratación de sus servicios a través de su aplicación”,
 anunció la empresa española, principal competidora de la estadounidense Uber, en un comunicado.

Ambas plataformas habían anunciado el 31 de enero la suspensión de sus servicios después de que las autoridades regionales de Cataluña (noreste de España) aprobaran una ley para restringir significativamente su actividad.

El texto, acordado tras una multitudinaria huelga de taxistas, imponía a los VTC un tiempo de precontratación de 15 minutos, que se extendían a una hora en el área metropolitana de Barcelona.

El sector de las VTC denunció que suponía su “expulsión” de la segunda ciudad más poblada de España y la eliminación de entre 3.000 y 4.000 empleos. “La empresa es consciente de que este modelo no es el mejor (…) pero está dispuesta a cargar con el elevado e injustificado coste de adaptar su modelo de negocio”, señala ahora 
Cabify.

El servicio contará con una flota de unos 300 vehículos. La empresa atribuye su cambio de criterio a su compromiso con los usuarios, sus empleados, sus conductores y sus empresas proveedoras. 

El auge de los VTC y plataformas como Uber y Cabify generaron un profundo malestar en los taxistas de numerosos países, que los acusan de competencia desleal.

El sindicato fue uno de los cinco colectivos del sector que convocó de la huelga de taxis del pasado mes de enero en Madrid y Barcelona, que se prolongó durante 16 y 11 días respectivamente, en protesta contra las empresas como Uber o Cabify.