Cada día que se retrasa la subasta 5G, Brasil pierde 100 millones de reales: ministro

Fábio Faria se mostró sorprendido por la solicitud de revisión del consejero Moisés Moreira, que impidió la aprobación del aviso 5G este lunes.

165

Ler em português

“Fue una solicitud totalmente inesperada”, definió Fábio Faria, ministro de Comunicaciones de Brasil, sobre la solicitud de revisión del aviso 5G de Moisés Moreira, consejero de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel).

La expectativa del gobierno era que el aviso 5G fuera aprobado en la tarde de este lunes, lo que no fue posible debido a la solicitud de Moreira de más tiempo para analizar algunos puntos del documento.

“El aviso 5G está en la Anatel desde octubre de 2019. Fue aprobado por cinco votos de los cinco consejeros de la Anatel, luego pasó al TCU (Tribunal de Cuentas de la Unión), que fue aprobado por siete a uno. Y el TCU hizo algunas recomendaciones”, comentó Faria. “Normalmente, cuando el proceso vuelve a la Anatel, ellos se enfocarán en lo dicho en el TCU, no en temas que ya se han debatido exhaustivamente dentro de la propia Anatel”.

El ministro también afirmó que, desde que la decisión del TCU fue para la Anatel, el MCom se puso a disposición para hablar con los consejeros o el equipo técnico, con el fin de aclarar dudas.

“Estamos hablando de un proyecto que traerá 1.2 billones de dólares en los próximos años a Brasil, lo que representa 2.8 mil millones de pérdidas mensuales, si demoramos su implementación. Por lo tanto, una solicitud de revisión como esta representa alrededor de 100 millones de reales por día”, dijo Faria.

Agregó que las preguntas enviadas por el asesor serán respondidas dentro de las 24 horas.

Pedido de solicitud

Los motivos de la solicitud de revisión de Moreira no fueron claros durante la reunión extraordinaria. Mencionó preocupaciones sobre el corto plazo de 45 días para la creación de la Entidad Administradora de la Banda (EAF, por siglas en portugués) y la división de bloques en la banda de 26 GHz de 400 MHz a 200 MHz, pero no indicó todas las razones que llevaron al aplazamiento de la decisión del Consejo Directivo.

Posteriormente, en una nota enviada a la prensa, el consejero explicó que “en lo que se refiere a lotes, bandas y obligaciones principales, ya está lo suficientemente maduro para la deliberación del colegiado, dejando solo pequeñas aristas a eludir, que podrían haber sido atendidas” si el colegiado hubiera repasado la propuesta del relator con un poco más de tiempo”.

Mencionó que el organismo debe observar los puntos de ciencia del TCU antes de la aprobación final, pues “le corresponde a la Anatel adoptar las medidas necesarias para subsanar, de manera anticipada, todas las debilidades y oportunidades de mejora identificadas en la Sentencia, incluso en el caso de los proyectos del Ministerio de Comunicaciones”.

Y finalizó la nota señalando que estos puntos, que involucran principalmente a la red de infovías de la Amazonia y la construcción de la red privada del gobierno, deben ser debatidos y justificados para dar mayor certeza jurídica a la decisión a tomar.