El Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) de Brasil negó la apelación contra la aprobación del intercambio de redes entre las empresas TIM y Telefónica (Vivo). El Plenario del Consejo concluyó que no hay problemas competitivos en la operación y decidió mantener el respaldo de la fusión.

El operador de telecomunicaciones Claro presentó la apelación en mayo de este año, alegando que la opinión de la Superintendencia del CADE no abordó profundamente los puntos relevantes relacionados con los posibles efectos anticompetitivos de la operación.

Compartición de infraestructura

El contrato para la compartición de redes (RAN Sharing) se divide en dos partes. El primero apunta a crear una red única para 2G en todo Brasil, mientras que el segundo prevé el uso de la misma infraestructura para 3G y 4G en aproximadamente mil 600 mil municipios.

En una opinión favorable a la operación, la Superintendencia General del CADE entendió que no era posible concluir que los compromisos asumidos en el acuerdo causarían problemas competitivos al mercado.

Recomendado: Anatel aprueba compartición de redes entre TIM y Telefónica en Brasil

Además de destacar los beneficios potenciales para el bienestar del consumidor, el CADE consideró que los posibles riesgos existentes en los acuerdos se han mitigado o no alteran los incentivos actuales de los operadores para incurrir en una conducta anticompetitiva.

“Por lo tanto, me alineo con las sentencias de este Tribunal que, según la conclusión de la Anatel, reconoce que los contratos de intercambio similares a los que se examinan, promueven iniciativas saludables y que no perjudican a la competencia, ni disminuyen el impulso de los competidores para ganar espacio en un mercado altamente disputado”, concluyó la consejera Lenisa Prado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here