CADE permite compartición de redes entre Vivo y Claro en Brasil

Para la entidad, el negocio no presenta riesgos para el entorno competitivo. El acuerdo implica compartir 81 sitios de Vivo mediante el pago de Claro.

341

Ler em português

El Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) de Brasil aprobó el intercambio de infraestructura de 81 sitios de las Estaciones de Radio Base (ERB) de Vivo con Claro, mediante una contraprestación económica. Para el Consejo, el negocio no presenta riesgos para el entorno competitivo.

La entidad emitió una opinión técnica esta semana sobre la operación tipo RAN sharing unilateral. Para el CADE, el contrato tiene un alcance tecnológico bien definido de tecnología 3G con arquitectura MOCN, además de ser de alcance limitado, ya que involucra 81 ERB en regiones con baja densidad de población. La mayoría son municipios con menos de 30 mil habitantes de la región Nordeste.

El documento también destacó que el acuerdo tiene una duración determinada, ya que contiene cláusulas que prevén la terminación gradual. Por tanto, dado su propósito y alcance, el riesgo de irreversibilidad es bajo”, dice el documento.

La Superintendencia General (SG) del CADE consideró que el acuerdo permitirá ampliar la cobertura de más de un operador, en el caso de Claro, en áreas de baja densidad y menor interés económico. Esto puede generar beneficios de calidad para sus usuarios y cierto aumento de competitividad, “dada la posibilidad de captar nuevos clientes y la consecuente expansión de la rivalidad”.

Incluso con la aprobación sin restricciones, la SG dejó en claro que este tipo de negocio requiere un análisis cuidadoso. “El hecho de que hasta ahora estas operaciones hayan sido aprobadas sin restricciones, no significa que (…) cualquier contrato, en el futuro, será aprobado automáticamente por este CADE”.

Algar Telecom

A principios de año, la Comisión aceptó a Algar Telecom como el tercero interesado en el proceso entre Vivo y Claro. En la solicitud, la compañía argumentó que el contrato podría provocar un traslape horizontal entre las actividades de Vivo y Claro, ampliar las oportunidades de intercambio de información sensible y generar homogeneización de costos, reduciendo la competencia.

El CADE rechazó los argumentos del operador regional, ya que, al ampliar la cobertura, Claro tiende a mejorar su competitividad, “ya que los nuevos usuarios entienden que no enfrentarán problemas de acceso y conexión a su red móvil”. Además, la transacción no involucra vínculos estructurales a través de fusiones, adquisiciones, control común o adquisiciones corporativas.

En cuanto al intercambio de información, los solicitantes informaron que el contrato tiene cláusulas explícitas que establecen que el intercambio de datos se limitará al alcance del intercambio y no involucrará temas sensibles a la competencia.

Operación

La operación consiste en un acuerdo de uso compartido de RAN que involucra a 81 ERB, en el cual Vivo compartirá su red de acceso y espectro de radiofrecuencia con Claro, mediante contraprestación financiera.

Ambas partes explican que el objetivo de la operación es optimizar el uso de la infraestructura de Vivo y ampliar la cobertura de Claro en áreas de baja demanda. Sin embargo, no se reveló la ubicación exacta de las infraestructuras y los montos de pago de Claro.