La fusión entre T-Mobile y Sprint ha vencido a sus dos principales adversarios, luego del fallo a su favor de un juez federal. El Fiscal General de California, Xavier Becerra, llegó a un acuerdo con las empresas para abandonar la demanda contra el acuerdo, sumándose a Nueva York que desistió en febrero.

Ambos estados encabezaban el frente opositor de 14 entidades de Estados Unidos que buscaban impedir la transacción, bajo el argumento de que se afectaba a los consumidores y a la competencia. Llevaron su demanda al Tribunal de Distrito para el Sur de Nueva York, lo que representó un desafío a los reguladores federales que ya habían dado su aprobación.

California acordó con T-Mobile y Sprint una serie de compromisos similares a los que llegaron las empresas con la Comisión Federal de Comunicaciones, como ofrecer planes de bajo costo por al menos cinco años y garantizar la banda ancha para hogares de bajos ingresos.

Además, T-Mobile reembolsará a la coalición de estados demandantes hasta 15 millones de dólares por los costos del litigio contra la fusión. Con esto, las compañías dejan atrás la batalla legal con los fiscales generales, que durante el año pasado las mantuvo entre varias negociaciones.

Sin embargo, la creación de la entidad combinada entre T-Mobile y Sprint aún tiene que obtener el visto bueno de la Comisión de Servicios Públicos de California, quien puso una serie de condiciones al acuerdo.

El organismo pidió que las empresas desplieguen 5G de al menos 100 Mbps para un 85 por ciento de la población rural del estado, y de 50 Mbps para el 94 por ciento hacia 2026: esto es similar a lo que otras entidades, como Mississippi, pactaron para respaldar la transacción.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here