Este miércoles, el camión eléctrico autónomo de Einride comenzó a realizar entregas diarias en una vía pública de Suecia, posicionándose como el primero en tener permiso de transitar en una carretera y realizar entregas.

El camión llamado T-Pod, tiene permiso para realizar viajes cortos en una vía pública de una zona industrial a una velocidad de hasta 5 kilómetros por hora.

“Este permiso de vía pública es un hito importante (…) y es un paso para comercializar tecnología autónoma en las carreteras” dijo el CEO de Einride, Robert Falck.

T-Pod puede cargar hasta 26 toneladas y no tiene cabina para conductor, por lo que se estima que reduce hasta un 60 por ciento en costos operativos para el transporte de mercancías, en comparación con un camión de diésel y con conductor.

El vehículo es autónomo de nivel 4, lo que representa el nivel más alto de automatización. Además, utiliza la plataforma Nvidia Drive que puede procesar datos visuales en tiempo real. Un operador, sentado a millas de distancia, puede supervisar y controlar hasta 10 vehículos a la vez.

Einride ya tiene pedidos de la empresa alemana Lidl, la compañía sueca de entregas Svenska Retursystem y cinco empresas de retail de Fortune 500.

La compañía desarrolladora pretende tener en operación 200 vehículos para finales de 2020.

El CEO de Einride dijo que solicitaría más permisos para operar en rutas públicas el próximo año y planea expandirse a Estados Unidos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here