Canadá busca cobertura universal de banda ancha en 2030

588
Internet access in remote zone, power of technology concept. Road sign with wifi signal icon on rural environment, includes copy space.

El gobierno de Canadá presentó sus planes para llevar la banda ancha a todos los hogares y empresas para 2030, en su estado de presupuesto anual. El objetivo es proporcionar velocidades de al menos 50/10 Mbps a 95 por ciento de las instalaciones para 2026 y alcanzar la cobertura universal para 2030.

Según los planes de inversión actuales, se espera que el país alcance una cobertura de alrededor de 90 por ciento en 2021. Sin embargo, esto todavía deja a aproximadamente 1.5 millones de hogares desatendidos, dijo el gobierno.

La expansión de la cobertura se proyecta a todos los hogares y empresas, especialmente en áreas rurales y remotas. El presupuesto incluye una gama de propuestas destinadas a impulsar entre 5 y 6 mil millones de dólares canadienses en inversiones en banda ancha rural durante los próximos 10 años.

Se espera que el sector privado lidere esa inversión, ayudado por el Incentivo Acelerado a la Inversión. El Banco de Infraestructura de Canadá también proporcionará hasta mil millones de dólares canadienses en los próximos 10 años, lo que ayudará a aprovechar al menos dos mil millones en capital privado para aumentar el acceso de banda ancha.

El programa “Conectar para Innovar”, que proporciona 500 millones de dólares canadienses a 2021 para llevar banda ancha a áreas remotas, también se ampliará a mil 700 millones.

Además, el gobierno federal planea una mayor coordinación con las provincias, los territorios y las instituciones armadas, como la Comisión Canadiense de Radio, Televisión y Telecomunicaciones (CRTC, por sus siglas en inglés)  y su fondo de banda ancha remota y rural de 750 millones, para coordinar la cobertura.

Se establecerá un nuevo Fondo de Banda Ancha Universal para enfocarse en extender la infraestructura de la red troncal a las comunidades desatendidas, así como proporcionar apoyo de última milla para las comunidades más difíciles de alcanzar.

El fondo también puede incluir la adquisición de una nueva capacidad satelital de órbita terrestre baja de baja latencia.

Los nuevos planes siguen un informe del auditor general canadiense de 2018, en el cual se decía que el gobierno no estaba haciendo lo suficiente para llevar la banda ancha a las áreas rurales y remotas.

Los principales problemas identificados fueron la falta de un plan nacional de banda ancha, la aplicación ineficiente de los subsidios “Conectar para Innovar” y el espectro insuficiente para los pequeños proveedores de Internet que buscan llevar el servicio inalámbrico a áreas remotas.