Canadá podría no compensar a los principales operadores de telecomunicaciones si el gobierno federal finalmente prohíbe usar equipos Huawei en las redes del país. Esta decisión podría generar una pelea por 758 millones de dólares, según publicó Reuters.

Si el gobierno anuncia formalmente la prohibición de uso de equipos de la compañía china, por cuestiones de seguridad y por la presión de Estados Unidos, las empresas afectadas pedirán una compensación, según fuentes cercanas al asunto. Pero la administración de Justin Trudeau no está convencida de hacerlo.

“No estoy seguro de que exista un caso legal sólido que debamos compensar por tomar una decisión de seguridad nacional adecuada”, dijo una fuente del gobierno, según Reuters. Los políticos federales, afirmó la fuente, también tenían que preocuparse por “la percepción pública de entregar mil millones de dólares o más a empresas muy grandes”.

Y es que, en momentos de crisis global, en donde Canadá está en camino de acumular el mayor déficit presupuestario desde la Segunda Guerra Mundial, el gobierno no quiere gastar dinero en una compensación.

Si bien los principales operadores lanzaron 5G en asociación con Ericsson, Samsung y Nokia, usan Huawei en sus redes 4G, que es la base de la red de quinta generación de las compañías.

En una presentación de febrero de 2019, Telus dijo que una prohibición sin compensación podría aumentar el costo de la implementación de su red 5G y hacer que los servicios sean más costosos para los consumidores.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here