Canal+, filial de la compañía de medios francesa Vivendi, acordó la adquisición de su rival, el operador de TV de paga M7, con el objetivo de expandirse a siete nuevos países europeos.

El precio de compra, dijo Canal+ en un comunicado, sería ligeramente superior a los mil millones de euros, con una facturación de más de 400 millones de euros y una rentabilidad acrecentada para Canal+ Group y Vivendi.

Con la adquisición, sujeta a la aprobación de los reguladores europeos, Canal+ busca expandir su presencia en el continente a los Países Bajos, Bélgica, la República Checa, Eslovaquia, Austria, Hungría y Rumania, países en los cuales M7 opera y donde cuenta con un total de tres millones de suscriptores.

M7 es propiedad de Astorg, una firma líder de capital privado en Europa, y es una de las mayores compañías independientes de TV de paga en el continente que vende paquetes de televisión satelital/OTT híbridos a través de seis marcas diferentes en siete países europeos.

El operador también es proveedor de Internet y telefonía en los Países Bajos con la marca Online.nl.

M7 distribuye los principales canales nacionales, así como las principales marcas internacionales como Disney Channel, HBO, Eurosport, National Geographic y Nickelodeon.

La compra de M7 permitirá a Canal+, que ya tiene suscriptores en Francia, Suiza y Polonia, expandirse a territorios europeos adicionales que representan 36 millones de hogares para una población total de casi 90 millones.

Después de cerrar la operación, Canal+ espera sumar casi 20 millones de suscriptores en todo el mundo, incluidos 12 millones en Europa.

Se estima que la transacción se cierre en septiembre de 2019.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here